14 de abril de 2013 / 02:36 p.m.

México • La consulta sobre los parquímetros que se realiza en la colonia Anzures tiene por objetivo dividir a los habitantes, "es un acto irresponsable y en ésta subyacen intereses políticos del PAN, lo que ellos buscan es dividirnos y están metiendo la idea de que los aparatos puede ser cancelados, lo cual es falso", acusan vecinos agrupados en la organización Mejor Anzures, Mericia Herrera, Gilberto Sosa y Rodrigo Calleja.

"Hoy la colonia ya es otra, es otra Anzures, la de hoy es la que teníamos hace 20 años, pues vuelve a ser residencial, es una zona apacible, ordenada, tranquila y hay menos franeleros", coincidieron.

Encuesta

Los representantes vecinales critican la consulta que se realizará este día y enumeran sus irregularidades: no hubo insaculación de funcionarios de la única casilla que será colocada, no se invitó como observadores o vigilantes a los vecinos que están a favor de los parquímetros, y no se conoce la boleta donde los vecinos emitirán su opinión a las tres preguntas que serán planteadas.

Asimismo, señalan que el proceso de hoy no cuenta con la aprobación de algún órgano colegiado como el Instituto Electoral del DF y no se cuenta con una lista nominal que permita verificar que la persona que se presentó vive en la Anzures.

"Se les está vendiendo a los vecinos la idea de que se pueden cancelar los parquímetros que ya han sido colocados y esto es muy irresponsable", señaló Mericia Herrera.

Más aún, acusa que "los representantes del PAN nos están dividiendo, generan confrontación vecinal y me parece ruín que nos usen. Utilizan a la gente para llevar agua a su molino", acuso Gilberto Sosa.

La organización Mejor Anzures impulsó una campaña entre los vecinos de la colonia para evitar la realización de la consulta; sin embargo, ésta se llevara a cabo y ahora hacen un llamado a reflexionar su opinión, o en todo caso su participación.

Hacen un llamado a sus vecinos: "¿Han observado que ahora estamos en paz y tranquilos en nuestras calles?; piensa que la consulta no tiene validez, no sirve, es inútil y es algo ocioso. El realizarla no va a modificar nada y adolece de fundamentación legal y no cuenta con ningún nivel de confianza".

Se pide no siguer el juego a los impulsores de la consulta, y Mericia Herrera señala a los legisladores locales del PAN Gabriela Salido y Federico Döring. "Hay que cerrar filas e ir por una mejor Anzures".

Otra vida

Para los integrantes de Mejor Anzures la colonia tiene un antes y un después, y la colocación de los parquímetros marca esa diferencia. Herrera pondera ese cambio.

"Desde el pasado 20 de marzo la colonia es diferente. Los autos que tenían años estacionados en las calles y que servían como bodega de los vendedores ambulantes, desaparecieron. Dejamos de vivir el atropello del valet parking y de franeleros".

Los tres representantes vecinales coinciden en señalar que luego de la instalación de los parquímetros los vecinos no se ven preocupados para estacionar sus vehículos.

"Esto ha mejorado y es lo más importante, hay mayor espacio para estacionarse, hemos recuperado el espacio público", aseguran.

"Hay mayor disponibilidad de espacio, menos ruido y menos congestionamientos, además de que se redujeron los tiempos de búsqueda de estacionamiento", dijo Mericia Herrera

Calles sin huacales

Durante un recorrido por las calles de la colonia se comprobó la existencia de lugares para estacionarse, sin botes o huacales y sin franeleros a la caza de automovilistas.

"Desde hace más de un año los vecinos de Polanco quieren ampliar el horario de los parquímetros y esa es otra evidencia de que el programa funciona y bien; y no hablamos de las percepciones, sino de hechos", señala Herrera.

Sin embargo, los entrevistados aceptaron en que aún hay algunos problemas. "En ciertos puntos continúan los valet parking y pocos franeleros".

Antes de los parquímetros también se daba "el agandalle de algunos vecinos o comerciantes establecidos que apartaban sus lugares. Aquí mismo hay un vecino que tiene tres autos y estaba de acuerdo con el franelero para moverlos cuando necesitaban algún espacio, o el vidriero de la esquina que había puesto frente a su negocio y sobre la calle un letrero de no estacionarse", y eso se está acabando, presumieron.

ENTREVISTA POR FRANCISCO MEJÍA