DAVID MONROY
17 de mayo de 2013 / 12:57 a.m.

Cuernavaca • El secretario de Gobierno del municipio de Temixco, Santiago Ayala Delgado, irrumpió en la sesión del consejo de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Morelos para forzar a sus integrantes a desistirse de los señalamientos contra "nuestra administración", por los presuntos golpes y agresión sexual que recibiera una joven de parte de policías municipales, el pasado 7 de mayo.

En un hecho sin precedentes, el funcionario, quien "despacha" como alcalde ante la ausencia temporal de Miguel Colín, quien se encuentra en Guanajuato en una reunión nacional presidentes municipales, cumplió su amenaza de ir a la sede de la CDHEM para "exigir disculpas" por haberse ventilado el caso de la presunta agresión sufrida por una joven del municipio de Temixco, y que horas antes -a través de un comunicado-- negó y aseguró que nunca existió, "luego de haber realizado las investigaciones correspondientes".

De acuerdo con el testimonio de la víctima, cuya denuncia ya es investigada por la Procuraduría General de Justicia del Estado, varios policías la agredieron física y sexualmente, el pasado 7 de mayo por la noche.

La versión refiere que tras haber despedido a un sujeto que laboraba en su negocio, éste buscó el apoyo de varios policías amigos de él, para vengarse de ella.

Esa misma noche, los elementos interceptaron a la víctima y la subieron a la patrulla por presentar aliento alcohólico. La versión debidamente confirmada indica que una vez arriba y en camino, una mujer policía azotaba su cara, constantemente, contra el piso de la camioneta y dos policías la violaron en la batea del vehículo.

Cuando llegaron a los separos de la Secretaría de Seguridad Pública de Temixco, la encerraron y la esposaron a los barrotes de la celda. Ello permitió que continuaran agrediéndola, ahora por una sexo servidora, a quien le entregaron 200 pesos para que la golpeara.

Acompañado del secretario Seguridad Pública del municipio, Ángel Cortés, Ayala Delgado se sentó frente a los consejeros de la CDHEM y de la presidenta de la misma, Lucero Ivonne Benítez Villaseñor e inició la exposición de sus motivos con tonos de reclamo y amenaza.

De entrada, el funcionario recriminó al consejo de la CDHEM no haberse ceñido "al convenio que firmamos" y les exigió que a partir de hora, "ya no vuelvan a su suceder estas cosas...".

Reiteró que "no pudo haber pasado lo que ustedes ventilaron en los medios de comunicación, porque ya lo investigamos" y recriminó que la versión de los policías agresores, "haya afectado la imagen de nuestro municipio donde hemos podido abatir la delincuencia hasta en ocho puntos", aun cuando este municipio conurbado a Cuernavaca, es de los de mayor incidencia criminal.

La versión del ayuntamiento de Temixco es que la mujer protagonizó una pelea en su casa y luego fue golpeada por su marido, ambos bajo los influjos del alcohol.

Lo que se contrapone, no solo con la versión de la afectada, lo declarado ante el Ministerio Público, los peritajes de la CDHEM y de la PGJE, aseguró Adriana Barroso, jefa de la Unidad de Seguimiento y Recomendacions y Solicitudes del órgano defensor, quien subrayó que la chica afectada no tiene ni el peso, la complexión y la estatura para golpear a un policía. Mide 1.62 metros y pesa 60 kilogramos, refirió.

Ayala Delgado aseguró que la mujer no fue agredida y que "pagó su multa al otro día y se retiró a su casa", por eso es que insistió que la CDHEM debe disculparse públicamente.

El consejero Manuel Alejandro Smith exigió al funcionario municipal se abstuviera de actitudes prepotentes y le recordó "un convenio no es para acallar la voz de esta comisión".

Le llamó a esperar los resultados de la investigación y le recordó que el ayuntamiento de Temixco está obligado a cooperar en todo sentido con el órgano defensor de derechos humanos.

Por su parte, la titular de la CDHEM, Lucero Ivonne Benítez, le reclamó al funcionario su actitud contraria al derecho y puso en duda que en realidad hayan realizado una investigación.

Sugirió que la actitud asumida por el gobierno de Temixco solo protegerá a los responsables de los delitos cometidos, lo cual no movió la opinión del funcionario municipal, quien dejó abierta la posibilidad de iniciar una denuncia contra la ombudsman de Morelos y la víctima del caso.