28 de julio de 2013 / 05:51 p.m.

 Tapachula • Efectivos de la Policía Federal, con armas de alto poder y cubiertos del rostro, ingresaron violentamente a un albergue para niños migrantes en el estado de Chiapas.

El coordinador de la institución “Todo por Ellos”, José Ramón Verdugo Sánchez, aseguró que los policías no contaban con orden de aprehensión ni de cateo.

Verdugo Sánchez, explicó que los hechos se registraron aproximadamente a las 23:00 horas de ayer, cuando de la patrulla 14452 de la Policía Federal bajaron y penetraron cinco elementos de dicha corporación, quienes, aseguró, lo empujaron y amenazaron de muerte.

“Con sus armas de alto poder ingresaron al albergue y se metieron a los cuartos, me querían obligar a que me saliera, pero les dije que era el responsable y que me exhibieran la orden de cateo o aprehensión. Nadie contesto. Todo fue insulto. Qué quieren díganme, les dije en reiteradas ocasiones y nunca respondieron”, indicó.

“Si te quejas te va a llevar la chingada. Y sin dejar de apuntar a los niños y personal del albergue, de la misma forma como llegaron se retiraron”, denunció.

Verdugo Sánchez manifestó que no se llevaron nada, “ni nos sembraron nada” y anunció que en las próximas horas se entregará a los federales para que lo investiguen o detengan si hay orden de aprehensión en su contra.

El activista de los derechos humanos, quien hace poco menos de cuatro meses organizó “La marcha de las sexoservidoras”, lo que dio pauta para que cinco policías municipales fueran detenidos y encarcelados por golpear, violar y obligar a prostituir a un grupo de menores de edad de origen centroamericanas, anunció que solicitará la protección de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y organismos internacionales ya que desde hace veinte días detectó que lo están siguiendo.

De igual forma, señaló que presentarán demanda formal contra quien o quienes resulten responsables de la irrupción en el albergue.

 — JUAN DE DIOS GARCIA