Agencias 
18 de agosto de 2013 / 12:33 a.m.

El estadounidense John Isner aprovechó el significativo hundimiento del argentino Juan Martín del Potro (6-7(5), 7-6(9) y 6-3), que desperdició, saque en mano, un punto de partido, para alcanzar la final del torneo de Cincinnati, la que segunda que logra en un Masters 1000 tras la de Indian Wells que perdió el pasado año.

El sudamericano, que nunca hasta ahora había caído contra Isner en los cuatro encuentros anteriores, se desmoronó de manera impensable. Con 7-6 y 6-3 en el marcador sirvió para vencer. Desperdició, incluso, un punto de partido. Y a partir de ahí cayó en picado.

Del Potro, séptimo favorito, desperdició cada una de las ocasiones que el encuentro le brindó y permitió la resurrección de un rival que se veía perdido. Ganó el desempate de la segunda manga y ya todo fue más fácil para él. Con el argentino perdido, Isner rompió en el segundo juego del tercer set y se situó con una ventaja de 3-0 que ya fue definitiva.

Isner tardó dos horas y 48 minutos en lograr el agónico triunfo. Firmó 22 saques directos.

El tenista norteamericano, vigésimo segundo del mundo y ganador este año en Atlanta y Houston, llegó en Cincinnati a su cuarta final de la temporada. El verdugo de Novak Djokovic en cuartos perdió la de Washington, precisamente ante Del Potro. Y ahora, ante el vencedor del partido entre el español Rafael Nadal y el checo Tomas Berdych, buscará el título más importante de su carrera.