8 de agosto de 2013 / 11:17 p.m.

Guerrero • El director de Protección Civil y Bomberos del municipio de Zihuatanejo, José Ángel Lara Magaña, presumió que durante la temporada vacacional de verano se mantiene el saldo blanco.

Precisó que hasta el momento se han registrado 64 rescates marinos en las playas de Ixtapa-Zihuatanejo, de turistas que han sido arrastrados por las corrientes marinas de este destino de playa.

El funcionario municipal, Lara Magaña, indicó que también se realizaron rescates de embarcaciones que quedaron a la deriva, así como un naufragio de veleristas al interior de la bahía de Zihuatanejo.

"Dentro de las acciones más importantes fue la reanimación de una niña, prácticamente estaba muerta por asfixia por sumersión al caer a una alberca", presumió el funcionario local.

Detalló que el pasado fin de semana la menor de tres años cayó en una alberca de Playa Larga; un mesero se percató del accidente y la rescató, pero la menor ya estaba prácticamente muerta.

"Los rescatistas llegaron inmediatamente y luego de aplicar técnicas de reanimación a la menor, la regresaron a la vida", dijo.

Detalló que esto se ha logrado por el trabajo coordinado de los tres órdenes de gobierno y asociaciones civiles, como la Comisión Nacional de Emergencias, Cruz Ámbar y Cruz Roja Mexicana.

Y en cifras precisó que la dirección de Protección Civil y Bomberos destinó 62 elementos para la atención a los turistas durante la temporada vacacional de verano.De los cuales 18 son salvavidas expertos que prestan sus servicios desde las nueve de la mañana hasta las nueve de la noche.

Al operativo de seguridad vacacional se suma el personal de otras dependencias como la Armada de México, Ejército Mexicano, Protección Civil Estatal y las policías Federal, Estatal y Preventiva.

Lara Magaña apuntó que una de las zonas más peligrosas para los turistas es Playa Larga, por tratarse de mar abierto.

Por ello, la dirección de Protección Civil y Bomberos del municipio destinó una cuatrimoto para realizar recorridos por la franja de arena, además de un mayor número de elementos para prestar servicios salvavidas.

Comentó que una de las tareas más difíciles es enfrentarse a personas que están en estado de ebriedad en la playa, a quienes se les invita a no entrar al mar, lo que a veces ocasiona pequeños enfrentamientos.

"Para salvar a estas personas cuando no acatan las indicaciones, se pide el apoyo de Seguridad Pública y los lleven a barandillas, aunque esto les causa molestias, es mejor que perder una vida", finalizo.

ZIHUATANEJO DE AZUETA