LORENA LÓPEZ
23 de junio de 2013 / 05:47 p.m.

Iztapalapa • El Programa de Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia eligió 11 zonas prioritarias para iniciar sus trabajos, donde los resultados de disminución del crimen pueden ser emblemáticos.

Entre ellas figura la delegación Iztapalapa del Distrito Federal y lugares que han sido catalogados como los más violentos en México y el mundo, como Ciudad Juárez y Acapulco, o aquellos que llamaron la atención por sucesos relevantes, como La Laguna, Zapopan, Cuernavaca, Tijuana y Monterrey.

Los otros municipios son Tapachula, Ecatepec y Benito Juárez Cancún.

De acuerdo con los avances del programa, en esas 11 demarcaciones elegidas como prioritarias se atenderá a aproximadamente un millón 135 mil habitantes, equivalente a uno por ciento de la población del país.

En total, el Programa Nacional de Prevención actuará en colonias de 57 demarcaciones donde viven casi 4 millones de personas, lo que representa tres por ciento de la población nacional.

La Subsecretaría de Prevención y Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación decidió darse un orden en la implementación del Programa de Prevención que incluye 48 municipios, dos delegaciones del Distrito Federal y siete zonas metropolitanas del país.

Por ello, puso en primer lugar 11 zonas prioritarios donde existen las condiciones de contar con todos los diagnósticos para que las nueve dependencias involucradas en el programa atiendan sus acciones.

La decisión sobre estas 11 zonas derivó de una combinación de factores, como las condiciones de inseguridad y de importancia para el Programa Nacional de Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia, así como la facilidad de hacerse de la información y conjuntar el programa integral, alineando no solo los esfuerzos de las nueve secretarías de Estado, sino también las acciones que corresponderán a los gobiernos locales.

Además, los resultados que deriven en estas 11 zonas serán utilizados como ejemplares para, a partir de ahí, continuar con el resto de las demarcaciones donde se iniciará la operación del programa de manera escalonada.

Estas acciones iniciarán en junio e involucran a nueve secretarías de Estado que ya comprometieron estrategias como fortalecer los esquemas de policía de proximidad social, reactivación económica con créditos preferentes, programas de empleo temporal, estancias infantiles, escuelas de tiempo completo y becas de educación superior a estudiantes indígenas.

Además, se prevé construir una Universidad Tecnológica en Marquelia, municipio conurbado de Acapulco, laboratorios en la Universidad Tecnológica de Acapulco, una Universidad Politécnica en La Laguna y una biblioteca en la Universidad Politécnica de Gómez Palacio.

Se espera también que cada entidad cuente ya con los recursos del Programa Nacional de Prevención la próxima semana para completar la estrategia de conjuntar los programas federales con acciones a nivel municipal, fondeadas con los 2 mil 500 millones de pesos que aprobó el Congreso para este nuevo componente de los programas federales, para proyectos específicos construidos por la Subsecretaría de Prevención con las autoridades locales, así como con la sociedad civil.

El otro componente son los programas de las nueve dependencias que se enfocarán a atender los polígonos prioritarios, con las estrategias ya existentes, que suman un presupuesto de 118 mil millones de pesos.