Víctor Salvador Canales 
5 de agosto de 2013 / 08:34 p.m.

Monterrey • El ex alcalde de García y aspirante a candidato a la gubernatura, Jaime Rodríguez Calderón, censuró el comportamiento de los diputados del PRI y el PAN que protagonizaron un zafarrancho el sábado pasado en un hotel del sur de la ciudad.

Comentó que por parte de los legisladores priistas, partido al que todavía pertenece, fue una manera muy burda de irrumpir en un lugar donde se desarrollaba un evento masivo y privado de los panistas con su dirigente nacional.

“Bueno sí, para mí, los representantes populares de los dos partidos son culpables, uno por provocar (PRI) y el otro por caer en sus redes”, indicó.

El priista expresó que era un mal ejemplo este incidente que terminó en actos violentos, afortunadamente sin consecuencias graves.

“Nos afecta a nosotros como partido, porque las diferencias que hay entre diputados de los dos institutos políticos, pues se deben dirimir en el Congreso, con un debate de nivel, no entre dimes y diretes, menos con violencia física, además de la verbal”, precisó Rodríguez Calderón.

Estuvo de acuerdo también en que este zafarrancho no es nada grato ante la proximidad del año político que se avecina.

“La gente dice… mira los diputados de los partidos PRI y PAN, que son los más fuertes en el estado, pelean como si fueran grupos de pandilleros y pues les disgusta y preocupa mucho eso”, reconoció.

Sostuvo “El Bronco”, como le dicen a Jaime Rodríguez Calderón, que es muy lamentable lo que ocurrió porque no ayuda, ni ayudará en nada al proceso electoral que está muy próximo.

“La gente quiere, desea y exige, una campaña política civilizada, en la que con propuestas serias, concretas, viables y un debate de buen nivel, en lugar de estos tristes espectáculos de enfrentamientos verbales y actos violentos”, concluyó.