Debido a estas acusaciones, David Howman, director general de la WADA, pidió oficialmente al gobierno de Jamaica que investigue las palabras de Renée Anne Shirley, con carácter urgente y advirtió que si de no tener en cuenta sus exigencias, la WADA podría considerar que el deporte jamaicano no cumple con el código antidopaje y sus deportistas serían inhabilitados para participar en cualquier competición deportiva.
22 de agosto de 2013 / 03:38 p.m.

 

 

La Agencia Mundial Antidopaje (WADA) lanzó una seria amenaza a Jamaica sobre una posible expulsión de los próximos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016 y de otras competiciones deportivas. De cumplirse la amenaza de la WADA, el atletismo perdería a Usain Bolt en las grandes citas.

 

La polémica nace a raíz de unas declaraciones de la ex directora general de la Comisión Antidopaje jamaicana, Renée Anne Shirley, quien acusó de "absolutamente inapropiado" el programa antidopaje de su país y señaló directamente a los políticos y dirigentes de Jamaica de ignorar sus advertencias de que los positivos dados por el velocista Asafa Powell y otros cuatro atletas jamaicanos "era un desastre que se veía venir y estaban avisados". "No se dan cuenta del problema que existe", añadió Renée.