24 de septiembre de 2013 / 03:20 a.m.

Julio César Chávez Carrasco tiene mucho que demostrar, peleará en el peso super medio ante Brian Vera el sábado 28 en Carson California, pero esta vez una victoria no será suficiente.

Chávez Jr. nos recibió en su casa de Culiacán donde entrenó, alejado de su ex equipo, sin Freddie Roach, sin Alex Ariza en los últimos días, con visitas ocasionales de su padre y bajo la tutela de Vladimir Baldenebro. Reconoce los errores que lo llenaron de críticas tras la derrota con Sergio Mártinez y la suspensión por consumo de marihuana.

Saltará al ring convencido de que trabajó lo suficiente para regresar al camino del título mundial, pero tiene que probar ser el mismo de antes.

¿Los fanáticos que te apoyan corren el riesgo de llevarse otra decepción si vuelves a dar positivo por alguna sustancia o marihuana de nuevo?

No va a pasar nunca jamás, fue un error muy infantil, un error que no volverá a pasar. Fue parte de todo lo que pasó en ese momento pero estoy muy bien. En esta pelea es muy importante que la gente vea mi antidoping y como salí.

¿Cómo manejaste todas las críticas que vinieron en tu contra después de la pelea con Maravilla Martínez y la suspensión?

Las criticas se tienen que aguantar y hacerse responsable de lo que uno hace, pero me enseñó, me hizo recapacitar y esas son las ganas que tengo de decirle a la gente que fue un error peor que estoy de vuelta ya que me estoy esforzando horas extra para poder pagarles por eso que hice que no siento que haya sido correcto. Quiero pagarles con peleas buenas.

¿Cómo te sientes para la pelea contra Brian Vera, es un peleador peligroso?

Yo creo que vengo de un año de inactividad, Brian Vera es un rival no fácil, tampoco es el mejor peleador del mundo pero es joven y peligroso. Es un rival adecuado, muy bueno, para ver si estoy listo para volver a pelar por el campeonato del mundo, la revancha con Martínez o no sé, no soy el mismo y esta pelea es para eso. Yo lo he visto que al principio de sus carrera perdió con Kirkland, con buenos peleadores y aprendió, noqueó a Andy Lee, viene de darle una sorpresa a Serhiy Dzinziruk, un ruso que solo había perdido con Martínez y es el número uno de la Organización así que está en uno de los mejores momentos de su carrera. Espero una pelea dura pero tengo que demostrar que estoy para eso y más".

Estarás peleando arriba de tu peso natural, el medio, donde fuiste campeón del mundo, ¿Cómo está tu cuerpo para esta pelea?

Me siento bien físicamente, vamos a ver como se adapta mi cuerpo a las 168 libras para después ir bajando poco a poco a las 160 para pelear el 22 de noviembre con Veneno Rubio o cualquier otra fecha en el año.

Erika Montoya