8 de julio de 2013 / 05:48 p.m.

 El rapero estadunidense Jay-Z pone hoy a la venta su nuevo disco "Magna Carta... Holy Grail" y asegura que se ha inspirado en la Constitución inglesa de 1215 para abordar la falta de normas que rige la actualidad.

""Tenemos nuevas tecnologías y formas de comunicación con los demás, pero no hay fronteras para proteger nuestros derechos en este mundo nuevo"", ha comentado el músico en un comunicado que ha difundido la discográfica Universal.

El ganador de 17 premios Grammy ha decidido que su nuevo álbum permanezca hasta finales de julio en la catedral inglesa de Salisbury, junto a uno de los cuatro ejemplares que se conservan de la Carta Magna de 1215, ya que esta, según el músico, representa la libertad, la justicia y los derechos.

"Magna Carta... Holy Grail" trata temas como la libertad, la justicia, la creación o la verdad interior y, según Jay-Z, también defiende la idea de que, cuando se combinan pensamientos opuestos, se crea belleza y, ""cuando un hombre y una mujer se unen, se crea vida"".

Jay-Z, nacido en Brooklyn (Nueva York, EU) el 4 de diciembre de 1969, es, además de uno de los artistas más exitosos del mundo del "hip-hop", representante de jugadores de baloncesto, béisbol y fútbol americano y fue el primer rapero en cantar en el famosoCarnegie Hall de Nueva York.

"The black Album", "The Blueprint" o "American Gangster" son algunos de los discos de este artista, que se caracteriza por involucrarse en iniciativas de caridad como recaudar fondos para la educación de jóvenes sin recursos o para las víctimas de los ataques del 11-S en Nueva York.

Casado con la cantante Beyoncé, Jay-Z ha creado canciones como "Glory" por el nacimiento de su hija u "Open Letter" como respuesta a las críticas por el viaje que hizo recientemente a Cuba y que algunos interpretaron como un apoyo al régimen castrista.

EFE