Susana Moscatel 
3 de agosto de 2013 / 10:10 p.m.

 

Nueva York • La comedia We're the Millers definitivamente está diseñada para romper muchos de los clichés que definen detienen a las comedias estadunidenses. La historia trata con una ‘familia’ integrada por un narcomenudista de buen corazón (Jason Sudeikis) quien hace equipo con una stripper (Jennifer Aniston) y una joven rebelde que huyó de su hogar (Emma Roberts) y un adolescente bastante inocente (Will Poulter). La historia no pide perdón, en su muy particular estilo, de tocar ningún tópico complicado y por lo mismo no estará libre de controversia. Particularmente en la parte que los personajes llegan a nuestro país, donde la situación de las drogas y la frontera esta expuesta sin el menor dejo de solemnidad ante la seriedad del tema en la vida real.

“Creo que el tono de la película es juguetón y abierto. Todos los asuntos trágicos que están ocurriendo en el mundo, creo que si nosotros sólo lo manejamos de manera superficial. Logramos ser así de juguetones como buscábamos. Además no nos adentramos tanto hacia México”, nos dijo Sudeikis en un evento atendido por la prensa internacional en Nueva York.

Sin la menor duda las preguntas más recurrentes para Jennifer Aniston respecto a esta película tienen que ver con el hecho de que interpreta a una stripper que muestra impresionantes atributos. Ante la primera pregunta de los medios, sobre si tuvo que estudiar mucho el mundo del tubo para poder interpretar a su personaje la actriz respondió con una sonrisa.

“Fui a suficientes strip clubs como fan a los veintitantos. Pero también tuve una gran coreógrafa que me enseñó esta hermosa danza. La perfeccionamos por semanas. Pero si debo decir que me sacó un poco de balance cuando llegue al set de verdad, ver los escalones, las cosas. Y las cámaras. Eso me detuvo un par de días. Pero después le agarramos el ritmo y salió muy bien”.