12 de mayo de 2013 / 01:49 a.m.

Ricky Burns retuvo el sábado el título ligero de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) cuando el retador puertorriqueño José González tuvo que abandonar la pelea en el noveno asalto debido a una lesión.

González, quien estaba invicto en 22 peleas (17 ganadas por nocaut), se quedó sentado en el banquillo por una fractura en la muñeca izquierda.

Burns (36-2, 11 nocauts) comenzó dominando el combate, pero González complicó al campeón en el sexto round y luego en un brutal séptimo, haciendo silenciar a la afición escocesa.

González no pudo seguir en el noveno. El boricua iba ganando en las tarjetas de los jueces.

"Sabía que la cosa estaba reñida. Los jueces me tenían perdiendo", dijo Burns. "No podía creer lo ortodoxo de su estilo. Me quito el sombrero, es un oponente con mucha clase. Es muy difícil pegarle".

AP