Redacción
31 de julio de 2013 / 06:07 p.m.

El menor de 17 años que confesó haber asesinado por celos a su ex novia en el municipio de Escobedo, fue remitido a la Agencia del Ministerio Público especializado en Justicia para Adolescentes.

Carlos, el presunto homicida de Estefanía Carolina Travel Barna, de 18 años, aceptó su responsabilidad ante los elementos del grupo de homicidios de la Agencia Estatal.

Sin embargo, deberá declarar ante el fiscal que le inició la averiguación previa del homicidio que cometió el pasado 27 de julio.

Después de comparecer ante el representante social, Carlos será presentado ante el juez de adolescentes que lo va a procesar por muerte de la joven bailarina, a quien asesinó a puñaladas.

El homicidio de Estefanía trascendió el pasado sábado en la mañana cuando descubrieron su cuerpo en el campo de fútbol Plaza Sol, ubicado en la colonia con el mismo nombre, en el municipio de Escobedo.

Joven confiesa ser homicida de mujer encontrada en un campo de fútbol

Estefanía, quien compartió momentos felices con Carlos, un joven de 17 años quien era su pareja sentimental disfrutaba su vida como una chica normal de 18 años, pero hace aproximadamente 8 meses, la joven bailarina termino con esta relación y continuó con su vida, realizando las actividades que más disfrutaba.

Después de varios días la joven publico en su red social,  facebook, que tenía un noviazgo con un joven.

La publicación fue vista por Carlos y los celos lo invadieron, su mente no acepto que quien fuera su novia, estuviera iniciando una relación con otra persona.

Llegó la noche del viernes y Carlos aprovechando que había quedado en buenos termino con Estefanía Carolina, la invito a caminar en un mercado rodante de la colonia Miravista, en el municipio de Escobedo.

Tras pasear por varios minutos por la zona comercial, ambos decidieron retirarse con rumbo al domicilio de la joven. 

Pero al cruzar por un campo de fútbol, el ex novio la golpeo y Estefanía cayó al piso, después sacó una navaja y la hirió en varias ocasiones, dejándola con graves heridas.

Nadie sabía de lo ocurrido, solo los padres de Estefanía estaban preocupados por ella, pues no había llegado a dormir.

Ya en su domicilio, el agresor prendió su computadora, ingreso a facebook y pregunto a sus amigos, que si no habían visto a una mujer muerta en el campo de fútbol, horas después el cadáver de la joven fue localizado.

Con esto, las investigaciones del personal ministerial apuntaron de inmediato hacia Carlos, quien fue detenido y en su declaración, aceptó haber cometido el crimen.