18 de mayo de 2013 / 02:33 a.m.

San Nicolás.- • Un joven fue detenido por elementos de la policía municipal de San Nicolás, momentos después de que intentara asaltar a mano armada una farmacia en la colonia Rincón de Casa Blanca.

El sujeto, capturado cuando huía en un taxi, había ingresado al negocio con una pistola de municiones, con la que golpeó al gerente en la cabeza luego de forcejear por el arma.

Alejandro Santos Guerrero, de 18 años de edad, fue identificado como el fallido asaltante, quien dijo trabajar como obrero en una empresa nicolaíta.

El intento de robo con violencia tuvo lugar alrededor de las 15:15 horas del viernes en una farmacia que se localiza en la Plaza Casa Blanca, en la mencionada avenida y la calle Palermo.

Trascendió que el joven ingresó al establecimiento en forma tranquila como cualquier otro cliente, dirigiéndose al área de medicamentos.

Al estar frente al encargado, de nombre Jesús Contreras, de 25 años, sacó una pistola tipo escuadra calibre 4.5 de municiones, con la que amagó a su víctima al tiempo que le exigía el dinero que tenía en la caja registradora.

El trabajador se percató de que se trataba de una pistola que funciona a base de aire comprimido, por lo que intentó desarmar al delincuente.

Éste último lo alcanzó a golpear de un cachazo en la cabeza durante el forcejeo, por lo que el gerente pidió apoyo a otros empleados de la farmacia.

Con las manos vacías, Santos Guerrero salió corriendo del local y le hizo la parada a un taxista, al que le pidió que se alejaran rápidamente.

Sin embargo, los afectados interceptaron a los oficiales que tripulaban una patrulla municipal, a quienes les indicaron el vehículo que abordó el delincuente.

Al saberse perseguidos, el taxista detuvo de inmediato la marcha y permitió el trabajo de los uniformados, quienes trasladaron a Santos Guerrero ante el juez calificador.

El inculpado quedó recluido en las celdas preventivas del Cedeco, donde esperaba ser turnado a la agencia del Ministerio Público.

AGUSTÍN MARTÍNEZ