3 de julio de 2013 / 02:36 p.m.

Monterrey • Sale a la luz una nueva lady, ahora regiomontana. Se trata de Erika Garza Mayrl, joven de 28 años originaria de Monterrey, quien fue detenida el sábado pasado en la ciudad de San Miguel de Allende, Guanajuato, por la comisión de un fraude en perjuicio de los socios de la Torre Obispado, ubicada en Hidalgo 2405 en esta ciudad.

Hasta el momento Érika permanece en la cárcel y se espera que ahí se mantenga mientras paga lo defraudado.

Érika Garza Mayrl, José Garza Mayrl, Patricio Zambrano Guajardo y Verónica Aguirre Ríos, en complicidad con el ex titular de la Notaría 106 de la ciudad de Monterrey, Nuevo León, José Garza de la Garza, planearon y ejecutaron un fraude por 33 millones de pesos en perjuicio de los socios de la Torre Obispado, entre los que se encuentran empresarios del centro y del norte del país.

Dicho fraude se ha ligado a empresas propiedad de las personas aquí señaladas, tales como Norjet, S.A, de C.V, Coinmuebles del Centro, S.A. de C.V, Malibu Investmets, DIINSA, Grupo COI, entre otras empresas relacionadas con estas personas y con la Notaria 106 de Monterrey.

La orden de aprehensión fue girada por el Juzgado 24 Penal del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal y fue realizada mediante un operativo conjunto entre la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, la Procuraduría General de Justicia del Estado de Guanajuato y la Secretaría de Seguridad Pública del mismo Estado.

Esta detención se suma a las de José Garza de la Garza y Patricio Zambrano Guajardo, quienes tienen ya dos años presos en el interior del Reclusorio Preventivo Varonil Oriente por otro multimillonario fraude.

La joven Érika Garza fue ingresada la noche del sábado 29 de junio al Centro Femenil de Readaptación Social de Santa Martha Acatitla, al oriente de la Ciudad de México. En las próximas horas el juez deberá definir situación jurídica.

REDACCIÓN