22 de marzo de 2013 / 11:41 p.m.

Veracruz • Como parte de la primera noche de actividades musicales, Juan Esteban Aristizabal, mejor conocido como Juanes, se encargó de traer un cachito de Colombia con los éxitos que lo han posicionado como un cantante querido por la audiencia, que con cada tema iba moviendo el cuerpo en bailes suaves, cadenciosos y hasta sutiles, que sin importar género ni edad mostraron su aprobación con aplausos, silbidos, gritos y baile.

El Nicho de la Música recibió, tras una hora de retraso, al cantante y guitarrista primero con reticencia y un poco de desesperación por la espera, pero en cuanto explicó los motivos de su tardanza, achacados a la planta de luz de de la que dependían luces y proyecciones, las bocas del público se abrieron para mostrarse como devoradores de ritmos y de hits, como el caso de “La camisa negra”.

La sorpresa de la noche comenzó cuando, en una actitud muy ad hoc al colombiano quien se ha encargado de unirse con aquellos que buscan la paz, Juanes invitó a Ziggy Marley al escenario para que interpretaran un tema legendario de Bob Marley, “Could you be loved?", que se transformó en la letra de Inolvidable, del cubano Julio Gutierrez.

En un concierto cercano a las dos horas, en la que presumió su nueva colaboración con Joaquín Sabina y Juan Luis Guerra, “Azul”, en un MTV Unplugged, el músico expresó el deseo de que cuando la fuerza pareciera flanquear, hay “que empujar y seguir adelante”.

A pesar de dar un show sin la gran producción que los músicos antecesores tuvieron, las 15 mil personas que se reunieron para disfrutar de la velada lo hicieron con la firme convicción de divertirse, si bien no faltó un singular “culero” en coro para hacerlo regresar al escenario, en donde dio fin con otra racha de éxitos, entre los que destacó “A Dios le pido”.

Redacción