27 de mayo de 2013 / 05:56 p.m.

Ante los fracasos recientes, el Poder Judicial de Nuevo León urgió replantear la actuación de las autoridades en los casos contra espías de la delincuencia organizada.

Graciela Buchanan, presidenta del Tribunal Superior de Justicia, reconoció que la problemática a la que se enfrentan actualmente es la dificultad para demostrar que una persona realizaba labores de "halconeo".

""Hay que replantearlo definitivamente, se los dije la semana pasada, porque lo que buscamos es no que se meta personas inocentes a purgar una condena, debemos de abatir la delincuencia.

""Y la delincuencia empieza por alguien que esté diciéndole a otro a quién va a secuestrar o cómo se mueve uno, o por dónde pasa algún cártel para proteger un grupo de otro, o para cualquier razón que sea para delinquir como es el ‘halconeo’"", expresó.

Lo anterior lleva a los jueces a valorar distintas situaciones, desde su entorno de vida, las circunstancias que rodearon su detención y confesión, además de la condición económica que guarda.

Advirtió que la ciudadanía merece seguridad y con la entrada del nuevo sistema de justicia acusatorio, consideró que lo mejor es detener a un individuo sospechoso y liberarlo que ignorar su presencia en ciertos lugares.

""¿Tiene trabajo o no tiene trabajo? Porque si no tiene trabajo cómo va a pagar un aparato telefónico y lo va a tener. Si tú haces una presunción humana de decir: no tiene trabajo, no tiene recursos, trae un radio, está apostado en un lugar donde puede haber movimientos de tipo militar, policiaco (...) y el radio es de otra persona y está haciendo llamadas, pues a qué te huele, pues a que es ‘halcón’"".

Buchanan consideró que la redacción actual que tipifica el delito cometido contra instituciones policíacas sí funciona, pero no descartó la posibilidad de que los diputados locales puedan generar reformas para hacerlo más accesible a la autoridad.

Destacó además que Nuevo León es de los pocos estados que cuenta con una legislación en esta materia, lo que dificulta más su aplicación.

""Esperemos que sea un delito fugaz, que próximamente ya no tengamos tanta delincuencia...los índices de delincuencia han bajado en materia de secuestro, en materia de robo de vehículos, en materia de homicidios, esperemos que ahora se vayan bajando todavía más"".

Indicó que la expectativa es que la criminalidad disminuya a niveles comunes para las ciudades, sin casos extraordinarios de delincuencia organizada.

Redacción