16 de abril de 2013 / 02:11 p.m.

 Un juez federal declaró la inocencia de Noé Ramírez Mandujano, ex titular de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada, y ordenó su inmediata liberación (quedó libre anoche), pues comprobó que el testigo protegido Jennifer“fabricó pruebas” para relacionarlo con el narcotráfico.

También se demostró que la Procuraduría General de la República (PGR) obtuvo declaraciones de otros testigos de manera ilegal para mantener preso al ex servidor público en el penal de El Rincón, en Tepic, Nayarit, durante casi cinco años.

El juez primero de distrito de procesos penales federales de Nayarit, Mauricio Fernández de la Mora, exoneró a Ramírez Mandujano del delito de delincuencia organizada. El ex funcionario fue acusado como parte de la investigación denominada Operación Limpieza, en la que se vinculó a diversos servidores con los Beltrán Leyva.

Asimismo, se notificó el fallo al procurador Jesús Murillo Karam para que en el ámbito de sus atribuciones investigue al testigo protegido Jennifer (Roberto López Nájera), ya que se condujo con falta de probidad.

""En relación con el principal testigo colaborador, con nombre clave Jennifer, se demostró que se condujo con falta de probidad, pues se evidenció que éste mintió al rendir sus declaraciones.

""También se advirtió que otros testigos colaboradores no hicieron imputación directa contra el acusado Noé Ramírez Mandujano, mientras que otras declaraciones de testigos se obtuvieron de manera ilegal"", dijo el juez.

Fernández de la Mora mencionó que en el careo del acusado y Jennifer se advirtió una posible fabricación de pruebas.

""Resulta importante mencionar que existieron indicios suficientes de que, efectivamente, altos funcionarios de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada incurrieron en actos de corrupción, incluso algunos se integraron al programa de testigos colaboradores.

""Sin embargo, no se aportó prueba idónea y legal que estableciera que el acusado Noé Ramírez Mandujano formara parte de esa red de corrupción, ni tampoco que se advirtiera alguna irregularidad en su encargo como subprocurador"".

El fallo representa otro revés a la gestión de Felipe Calderón, quien emprendió una cruzada contra el crimen organizado y para encarcelar a supuestos servidores públicos que tenían vínculos con los cárteles.

La investigación contra Noé Ramírez y otros 24 servidores públicos la encabezó Marisela Morales Ibáñez, quien en agosto de 2008 asumió la titularidad de la SIEDO (luego SEIDO).

En ese mismo mes Ramírez Mandujano renunció al cargo porque fue nombrado delegado de la PGR en la representación diplomática de México ante la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga con sede en Viena, Austria.

La acusación contra los funcionarios la hizo pública, en octubre de 2008, el entonces titular de la PGR, Eduardo Medina Mora, junto con Marisela Morales. Fue detenido el 20 de noviembre de ese año en la Dirección de Comunicación Social de la PGR.

Según funcionarios de la PGR, el ex subprocurador fue citado con engaños por el director de esa área, Fernando Castillo Tapia, quien después fue nombrado agregado del Cisen en Guatemala.

Según las declaraciones de Jennifer, Ramírez Mandujano mantuvo contacto con la organización de los hermanos Beltrán Leyva, con la que pactó entregar información sobre las indagatorias que se integraban en la subprocuraduría a cambio de grandes sumas de dinero.

También hizo señalamientos de que, con posterioridad a la fecha en que llegó a la subprocuraduría, fue citado por un miembro del cártel de los Beltrán, de quien recibió de manera personal un pago por 450 mil dólares.

Claves

Origen del caso

-El caso se destapó a partir de declaraciones de Jennifer, quien rindió testimonio en la embajada de México en Washington. Ahí manifestó que servidores y ex servidores de la SIEDO trabajaban para los Beltrán Leyva.

-El 27 de octubre de 2008 el procurador Eduardo Medina Mora anunció que la SIEDO sería reestructurada, debido a que el crimen organizado la infiltró.

-En esa ocasión informó la detención y consignación de Fernando Rivera Hernández, director general adjunto de Inteligencia en la Coordinación Técnica de la SIEDO.

— RUBÉN MOSSO