19 de diciembre de 2013 / 07:22 p.m.

El Arsenal de Inglaterra ha tenido un cierre de año bastante apretado, pelea el liderato de la Premier League y se prepara para enfrentar al Bayern Munich en los octavos de final de la Champions League.

Sin embargo los jugadores se han dado tiempo para divertirse y relajarse, para eso, han decidido realizar una fiesta de navidad con un toque peculiar, y es que toda la plantilla ha decidió disfrazarse de super héroes y personajes infantiles para la ocasión.

Entre los disfraces más destacados está el de Mesut Özil quien se "transformó" en Superman, Lukas Podolski decidió ser Hulk, Ryo Miyaichi fue Pedro Picapiedra, Santi Cazorla se puso el disfraz de Mario Bros, y Bacary Sagna adoptó el atuendo de Rambo.

REDACCIÓN