22 de junio de 2013 / 11:04 p.m.

Diego Forlán y otros dos integrantes de la selección de Uruguay quedaron atrapados en el elevador del hotel del equipo durante más media hora, lo que provocó un atraso en el inicio de su última práctica previo al partido del domingo contra Tahití.

Forlán, Diego Pérez, Sebastián Eguren y un auxiliar técnico bajaban del séptimo piso en su hotel en Recife cuando se atascó.

"Se salió la puerta del carril y estuvimos media hora trancados; pero estábamos en el piso y veíamos la luz y no hubo problemas", comentó el volante Pérez.

En tono de broma, Pérez dijo que iba a seguir usando el ascensor: "estoy en el séptimo piso", indicó.

La situación provocó que el encuentro de Tabárez con los medios, que estaba previsto para las 2.30 de la tarde, previo al reconocimiento del campo del Arena Pernambuco, se retrasara un par de horas.

Al principio "fue motivo de bromas", contó Tabárez en una rueda de prensa, pero "después nos empezamos a preocupar porque se demoraba bastante".

Pérez, un mediocampista de contención del Bologna de Italia, dijo que confía en que el elevador funcionará; y que si no, se mudarán de piso.

La selección uruguaya se encuentra en la ciudad norteña de Brasil para enfrentar a Tahití el domingo en su último enfrentamiento del Grupo B de la Copa Confederaciones. Una victoria es suficiente para colocar a los campeones sudamericanos en las semifinales, siempre y cuando España consiga al menos un empate con Nigeria en el enfrentamiento del otro grupo.

AP