15 de octubre de 2013 / 05:11 p.m.

Yasser Corona espera a un León que se va a tirar atrás y buscará hacerles daño con contra golpes.

El defensor de los Gallos Blancos del Querétaro destacó en rueda de prensa que su equipo está preparado para enfrentar al segundo lugar de la tabla general al que tienen que vencer para acercarse más a la calificación matemática, una derrota los dejaría tambaleando en entre la liguilla y la eliminación.

"Este juego es muy importante para nosotros si queremos pensar en pelear el campeonato, vamos contra el León que es uno de los Primeros Lugares, entonces tenemos claro que si no ganamos este juego las posibilidades de calificar se cierran mucho y ganando nos pone con mucha motivación y en otros parámetros para enfrentar la liguilla", comentó el ex jugador de San Luis.

Durante las semana que paró la Liga Mx y la previa al juego el Querétaro ha estado trabajando su plan de acción sobre todo para los dos juegos que le quedan como local (León y América) donde creen que los rivales no le jugarán abierto pues conocen ya el estilo ofensivo que practican.

En el caso particular del León al que reciben el próximo viernes esperan que salga a cederle la iniciativa y buscar la velocidad de sus hombres de medio campo y delantera.

"Los equipos no van a venir a jugar un futbol abierto contra el Querétaro, los equipos se plantan de una mejor manera, saben de la capacidad que tenemos a la ofensiva, creo que en ese aspecto nos sirvió, que van a venir a encerrarse y a aprovechar la velocidad que tienen ellos en la ofensiva que es muy buena"

León "es un equipo con mucha posesión (de pelota) con mucha dinámica, que aprovecha muy bien a sus jugadores por las bandas y es un equipo muy letal, rara vez desaprovecha alguna oportunidad. Es muy claro que ante nosotros y a sabiendas que se pueden venir a encerrar van a tratar de jugar por fuera y al contragolpe, por la calidad de sus jugadores por la posición que siempre manejan".

"EN JUEGO LA DIGNIDAD"

Existe una rivalidad importante y reconocida por las aficiones de ambos equipos, tanto los Panzas Verdes como los Gallos Blancos reconocen un odio deportivo recíproco entre ambos.

Lejos aún de ser un clásico los tintes que han tomado estos duelos tanto en la cancha, pero sobre todo más en las tribunas son de un duelo de esa importancia.

"La gente te lo hace saber, que son de estos partidos donde te juegas más allá de tres puntos, te juegas el orgullo, te juegas la dignidad, el amor por la playera", finalizó Yasser Corona.

Francisco Vela