18 de septiembre de 2013 / 05:38 p.m.

El técnico del Real Betis Balompié, Pepe Mel, ha destacado que para el equipo español "es una alegría" jugar la Liga Europa ante un "histórico, que suele estar en la Liga de Campeones", como es el Olympique de Lyon, rival mañana en el estadio Benito Villamarín.

En conferencia de prensa, en el estadio Benito Villamarin, Pepe Mel ha resaltado "la ilusión" en la plantilla verdiblanca "por hacerlo bien" y en "pasar a la siguiente ronda".

No obstante, Pepe Mel ha reconocido que el Betis "no ha tenido suerte con el Olympique en el grupo" porque, ha insistido, "está acostumbrado a jugar la Liga de Campeones".

"Pero el Betis está en un momento que puede competir y ganar a cualquiera. Mañana no nos cabe en la cabeza otra cosa que ganar" ha matizado el preparador del equipo bético.

Pepe Mel ha insistido en que las aspiraciones del Betis "son las máximas" en la Liga Europa competición a la que llega "después de que en segunda, hace tres años, fuera un sueño de ciencia ficción. Hoy es una realidad".

"Está claro que el sueño del Betis es Europa, pasear su nombre por el continente, pero no podemos decir que nuestro objetivo sea estar aquí y ya está, es el ganar mañana, el próximo partido en Croacia, y el siguiente y el siguiente y demostrar que el Betis es capaz de jugar con los mejores", ha subrayado Mel.

"Queremos hacer una magnífica Liga y Liga Europa. Eso es soñar, pero soñar a veces sale bien", ha apostillado el técnico.

Requerido por la situación de algunos jugadores, como el goleador Rubén Castro, Pepe Mel ha explicado que "Rubén es un tema especial". "Tenemos que tratarlo con sentido común, pero mañana estará entre los 18 convocados. Es una decisión que tenemos que tomar con calma, pensando en lo mejor para el Betis y por tanto para Rubén".

EFE