23 de agosto de 2013 / 03:32 p.m.

El internacional paraguayo Óscar Cardozo volverá a jugar en el Benfica cuando esté en condiciones físicas y técnicas "normales" después de haber quedado apartado del equipo durante más de dos meses por un proceso disciplinario.

El club portugués lo excluyó de los entrenamientos y le impuso una multa de 65.000 euros por dar un empujón a su entrenador Jorge Jesus, tras haber perdido la Copa de Portugal frente al Vitoria de Guimaraes en mayo.

El técnico Jorge Jesús garantizó hoy que el jugador se reintegrará en la plantilla una vez se recupere "técnica y físicamente", por lo que quedó también fuera del partido frente al Gil Vicente este sábado en la segunda jornada de la Liga.

Por el momento, el "Tacuara" trabaja individualmente con parte del equipo técnico y del cuerpo médico para recuperarse, aseguró Jesus.

El jugador pidió disculpas públicas y volvió a los entrenamientos el 7 de agosto, después de que el incidente con el técnico impulsara las negociaciones del Benfica para su traspaso al turco Fenerbaçhe.

Sin embargo, la operación fracasó tras semanas de conversaciones por la falta de entendimiento en cuanto a la cuantía de la venta, por la que los dirigentes portugueses pedían quince millones de euros mientras que los turcos ofrecían solo doce.

Pese a los desencuentros con el Benfica, su paso por el club ya forma parte de su historia al ser el máximo anotador extranjero, con más de 150 dianas, en los 109 años de la entidad.

El pasado enero renovó su contrato con el Benfica hasta 2016, con una cláusula de 60 millones de euros, una de las más altas del plantel.

Además, ha sido dos veces máximo artillero de la Liga portuguesa (2010 y 2012), y atesora el título del máximo campeonato nacional de hace tres temporadas.

EFE