3 de mayo de 2013 / 02:38 p.m.

El volante argentino asegura que le dijo a Vucetich que quería jugar desde el inicio, sin importarle que se podría desgarrar; está en duda para mañana y la Liguilla

Detrás de una decisión puede existir un secreto. Y tal fue el caso entre Víctor Manuel Vucetich, Neri Cardozo y el cuerpo médico de los Rayados.

El volante argentino quería arrancar la Final de la Concacaf contra Santos, pero Vucetich lo guardó en la banca porque, contrario al reporte médico previo al juego, Neri aún presentaba molestias en la parte posterior del muslo izquierdo.

"Cuando el profe me dijo que no iba a jugar desde el primer minuto, obviamente me puse de mal humor porque yo quería jugar desde el principio", recordó Neri, uno de los indiscutibles héroes en el tricampeonato del Monterrey de la Concacahmpions 2012-13.

"Yo estuve hablando con los médicos y les dije que yo quería jugar. Unos días antes del partido me sentía bien, pero luego regresaron las molestias, aún así no me importaba, yo le dije al 'profe' (Vucetich) que quería arrancar y no me dejó".

Neri hizo una pausa, tomó aire, esbozó una sonrisa y continuó: "pero la verdad es que él técnico hizo bien porque no iba a aguantar todo el partido, porque jugué lesionado y cuando me hizo entrar, en mi primer corrida sentí como una contractura, pero eso ya no me importaba, lo importante era que yo quería jugar sí o sí y no me importaba desgarrarme de vuelta, no me importaba nada".

Al minuto 69 cuando ingresó Cardozo, el Monterrey necesitaba de dos goles para el tricampeonato, una proeza impensada. "Honestamente yo pensaba que era imposible, era muy difícil remontar un 2-0 en contra, incluso el 2-1 abajo. Pero gracias a Dios en 10 minutos cambió todo.

"Se me da el gol, y encima salimos campeones, y encima cuando yo hago el gol agarramos coraje, todos mis compañeros agarraron ese ánimo del segundo gol, esa alegría, y digamos que eso nos llevó a salir campeones.

Fue una gran alegría", revivió Jugué lesionado y cuando me hizo entrar, en mi primer corrida sentí como una contractura, pero eso ya no me importaba". No me importaba desgarrarme de vuelta, no me importaba nada… Se me da el gol, y encima salimos campeones. Fue una gran alegría".

Neri Cardozo y Víctor Vucetich aceptaron el riesgo que implicaba de que el argentino jugara. Un día después de la batalla de la Final, Cardozo está descartado para el duelo de mañana contra Cruz Azul y en duda para la ida y vuelta de los Cuartos de Final. "Todo valió la pena, salimos campeones, y ahora tendré que recuperarme porque me molesta mucho el muslo. No jugaré el sábado (contra Cruz Azul) y no sé si vaya a estar para la próxima semana", dijo.

Jaime Garza