3 de octubre de 2013 / 08:19 p.m.

El Salmo 23 se erigió el gran héroe de la velada no solo por atajar uno de los dos penales que falló Tigres, sino también al evitar el tercer gol de Tigres para liquidar la serie en tiempo reglamentario.

"Uno como portero sueña con este tipo de situaciones, poder disputar una tanda de penales, tapar el penal del gane, salir a festejar con tus compañeros, ser el héroe en ese momento, gracias a Dios se me presentó y anduve atinado", externó. 

¿Habrá sido el mejor partido de tu carrera?

"Yo creo que sí porque aparte de los campeonatos, no me ha tocado jugar gran cosa del torneo, uno o dos juegos por torneo, pero sin lugar a dudas jugar éste, atajar los penales, contra Tigres, yo creo que sin duda alguna es el mejor partido de mi vida". 

Durante la tanda de penales, el Salmo 23 presionó a los cobradores de Tigres. Se les acercó al manchón penal y los retó. A cada uno. Sin excepción. Y la estrategia le funcionó, al menos con el Gringo Torres y Manuel Viniegra.

"Uno como portero trata de meter presión de cierta manera, trata de influir en algo si es que se puede. Muchos son profesionales y mentalmente muy fuertes, pero uno

no sabe, hay que tratar de ganar en ese punto y ése fue mi objetivo, meter presión, estábamos con nuestra gente, la gente apoyando, haciendo su partido, entonces había que agarrarse de todo", recordó el portero que le atajó el primer penal al Gringo.

¿Crees que con tus actuaciones en la Copa mereces terminarla?

"Mi mayor anhelo es poder terminar el torneo de Copa y levantar el trofeo, pero no está en mí, yo seguiré esforzándome al máximo, seguiré estando disponibles y si me tocar estar aprovecharlo nuevamente".

IBARRA JUSTIFICA FESTEJO

El polémico festejo de los jugadores del Monterrey hacia un sector de seguidores de Tigres en el estadio Tecnológico tras eliminar a su equipo en tanda de penales, fue justificado por el portero rayado Juan de Dios Ibarra.

Una vez que Manuel Viniegra estrelló en el poste su remate final que decretó el triunfo de su archirrival, los jugadores del Monterrey emprendieron su carrera hacia el último tramo de la tribuna de Preferente donde se encontraban unos dos mil seguidores felinos a quienes le "dedicaron" su derrota llevándose sus manos hacia sus orejas, en alusión de ya no escucharlos.

Los jugadores del Monterrey como Neri Cardozo, Humberto Suazo, Luis Madrigal, entre otros, optaron por festejar con la afición felina, reacción que para el Salmo 23 está justificada.

"También somos aficionados", dijo. "Yo iba al estadio antes de ser profesional y de estar en el club. Fui queriendo los colores ahí en el estadio, después en las Fuerzas Básicas, y bueno, ya al ser profesional pues uno crece y desde pequeño sientes la rivalidad con Tigres. Entonces ganarle a Tigres es una satisfacción enorme y más de esta manera tan cardiaca, emocionante. Lo soñaba, lo visualizaba, pero fue algo que pasó todo eso".

¿Peor por qué fueron a festejar con los seguidores de Tigres?

"Algunos no están de acuerdo, otros sí, algunos dicen que incitan a la violencia, otros dicen que se vale. Alguna vez ellos también festejaron con nuestra afición, cuando nos meten un gol, recuerdo de una ocasión, entonces es parte dé, parte del futbol, es parte de la emoción. Eso es lo que le da el plus, esto es un Clásico. Que lo puedas disfrutar de esta manera y que no traspase de ahí", opinó.

CON EQUIPO COMPLETO

Por vez primera en el torneo, el técnico del Monterrey gozará de equipo completo, sin lesionados, sin convocados, para el partido de este sábado contra Atlante en Cancún. Ayer, el defensa central José María Basanta ya pudo trabajar al parejo de sus compañeros.

"Es una extraordinaria noticia que por primera vez ya podré tener a mi equipo completo", reconoció el Profe, José Guadalupe Cruz.

Jaime Garza