Agencias
16 de marzo de 2013 / 12:37 a.m.

Los jugadores, los directivos y el cuerpo técnico del Bayern Múnich coinciden en que el Juventus Turin es uno de los peores rivales que les podía tocar en cuartos de final de la Liga de Campeones.

"Junto con el Barcelona, era el peor rival que nos podía tocar", dijo el centrocampista Toni Kroos.

El director deportivo, Mathias Sammer, considera sin embargo que la dureza del rival es algo que le conviene al Bayern en estos momentos pues a ayuda que mantener alta la concentración y la tensión en medio de una temporada en que los bávaros tienen prácticamente escriturado el título de la Bundesliga.

"Para nuestra concentración un equipo del calibre del Juventus es justamente lo adecuado", dijo Sammer.

El entrenador, Jupp Heynckes, pronosticó una eliminatoria muy igualada en la que puede decidir el estado de forma de los días de los partidos y dijo que tal vez sea un "buen augurio" el que él, con el Real Madrid, haya derrotado al Juventus en la final de la Liga de Campeones de 1998.