3 de febrero de 2013 / 09:21 p.m.

El sueño de los napolitanos de estar junto a la Juve en la cima de la tabla de posiciones después de que el sábado vencieron 2-0 al Catania argentino duró sólo una noche. A la Vecchia Signora le gusta viajar sola para confirmar el scudetto que ganó en el torneo anterior y mantuvo los tres puntos que la separan del Napoli: 52 frente a 49.

De todos modos el Napoli continúa siendo un adversario peligroso, que a fines de 2012 estaba a 10 puntos de la Juve.

Después de apenas 10 minutos, el chileno Arturo Vidal le puso el balón en el pie izquierdo a Alessandro Matri y éste anotó el primer gol juventino.

Luego el defensor suizo Stephan Lichtsteiner aumentó a los 42 al recibir la pelota en el área chica a pase del delantero Sebastian Goivinco.

Chievo descontó a los 52 por conducto del delantero francés Cyril Thereau, quien acababa de entrar a la cancha, en un partido que parecía estar totalmente en manos de la Juve.

Vidal recibió el balón en un tiro libre de Andrea Pirlo a los 29 minutos y estuvo cerca de llegar a las redes del equipo local con un disparo que un defensor alcanzó a desviar.

Además de Thereau, en la segunda parte entró el delantero chileno Felipe Seymour, quien llegó procedente del Genoa.

Antonio Conte, técnico juventino, dirigió a sus jugadores desde la tribuna por estar suspendido dos fechas luego del partido anterior cuando empató 1-1 con el Genoa. En cambio, el Chievo venía de una importante victoria de 1-0 en casa del Lazio, que es tercero.

Más tarde, Genoa logró un agónico triunfo de 3-2 ante la Lazio con un gol de Marco Rigoni a los cinco minutos de los descuentos. Las otras dianas fueron de Marco Borriello (16) y Andrea Bertolacci (22).

Lazio había logrado descontar dos tantos en contra para empatar 2-2 por conducto de Sergio Floccari (58) y Stefano Mauri (72, de penal), cuando en el último momento Rigoni metió la diana final.

En el segundo tiempo Lazio se instaló en la media cancha del Genoa en búsqueda del empate y, tras conseguirlo, siguió atacando para alzarse con el triunfo, pero el esfuerzo fue insuficiente y cayó por segunda vez consecutiva.

La ausencia del volante brasileño Hernanes, pieza fundamental en su media cancha, fue básica en el rendimiento de la Lazio. Además, al final del primer tiempo se lesionó su atacante, el alemán Miroslav Klose.

Lazio mantiene el tercer puesto de la tabla con 43 puntos, pero ya con escasas posibilidades de luchar por el scudetto, que acariciaba hasta hace poco tiempo.

También el Inter, que está en el cuarto puesto con 40 unidades, sufrió un nuevo traspié al caer 3-1 ante el Siena, colista del torneo, que se impuso con goles del delantero suizo Innocent Emeghara (21), Alessio Sestu (25) y Alessandro Rossina (55, de penal), luego de una falta cometida por el rumano Christian Chivu, quien fue expulsado.

Inter logró el momentáneo empate por un gol de Antonio Cassano a los 22 minutos. Posteriormente Cassano golpeó el travesaño a los 59, cuando su equipo estaba con un hombre menos y perdía ya 3-1.

De los equipos que están adelante, sólo Fiorentina —ubicado quinto con 39 puntos— ganó. Se impuso 2-0 al Parma con un gol de cabeza de Luca Toni (28) a centro preciso del colombiano Juan Guillermo Cuadrado. El segundo fue del montenegrino Stevan Jovetic (50).

El chileno Carlos Carmona (54) y el argentino Germán Denis (71) le dieron la victoria al Atalanta de 2-1 en casa del Palermo, que descontó por medio del portugués Nelson (83).

Bologna, que estuvo dos veces con un gol en contra, al final se impuso 3-2 al Pescara con tantos de Alessandro Diamanti (33, de penal), Alberto Gilardino (50) y el griego Panagiotis Koné (57).

Los goles del Pescara fueron con dos penales, cobrados por el eslovaco Vladimir Weiss (30) y de Gaetano D'Agostino (45).

El viernes, Cagliari venció 4-2 a la Roma, derrota que le costó el puesto a su técnico Zdenek Zeman. El sábado, Torino y Sampdoria empataron 0-0.

Los equipos que están en los últimos tres lugares, que son los que descienden a la Serie B, son Siena y Palermo con 17 puntos y Pescara con 20.