10 de mayo de 2013 / 06:42 p.m.

Ciudad de México•Desde beber sus orines hasta componer con los senos sobre el piano, la cantante estadounidense Ke$ha admite haber hecho cosas alocadas en su vida. Ahora el público podrá ser testigo de algunas de ellas en la serie documental de MTV "Ke$ha: My Crazy Beautiful Life", que se estrena en Latinoamérica el 14 de mayo.

 

"Puse mi vida sobre la mesa, como un libro abierto", dijo Ke$ha en una conferencia telefónica reciente para promover el programa. "Siempre había pensado en hacer un documental sobre mi vida porque es muy alocada, quería documentarla porque quería recordarla y creí que resultaría entretenido por todas las cosas locas que ocurren en mi vida".

La también compositora desarrolló la serie con su hermano Lagan Sebert, un documentalista que luego de renunciar a su empleo decidió seguirla por dos años durante su gira "Sleazy World Tour" y la producción de "Warrior", su más reciente álbum.La naturalidad de la convivencia fue tal que Ke$ha olvidó la presencia de las cámaras y lo mostró todo, incluso la ocasión en que bebió sus orines.

"Sí, bebí mi orina pero lo hice porque soy muy mala para decir que no y tengo la filosofía de que si me entra la duda una vez, por qué no probar. Alguien me dijo que por alguna razón sería saludable beber tus orines y pensé*: 'Al carajo. Lo voy probar'. Pero fue muy desagradable, no lo recomendaría y no lo haría de nuevo", expresó con naturalidad. "Me pareció bueno ponerlo en el programa, está bien porque sucedió y quiero mostrarle a mis fans la verdad".

La intérprete de éxitos como "TiK ToK" y "Die Young" aseguró que la confianza para plasmar experiencias como esa y sus momentos vulnerables se logró gracias a la relación familiar.

"(Fueron) momentos muy íntimos que jamás hubiera permitido a alguien más (que mi hermano) grabar", dijo. Hubo momentos en los que "me filmó sin maquillaje, en los que me habría gustado tener más maquillaje o un sostén. Pero ese es el mensaje: que es real y por eso lo grabé. No quería grabar mi vida y hacerla lucir más glamorosa".

La irreverente música, quien también ha escrito temas para cantantes como Britney Spears y Miley Cyrus, adelantó que en uno de los episodios se constatará la veracidad de las declaraciones que hizo recientemente en el programa de Conan O'Brien, en el que confesó que escribe canciones colocando sus senos sobre el piano y que la técnica "ha producido varias de las canciones favoritas de mi nuevo álbum".

"Tendrán que esperar al quinto episodio. Ahí está la creación del álbum", indicó.

Con "Ke$ha: My Crazy Beautiful Life", que en Estados Unidos debutó en abril, la cantante se suma a figuras que han lanzado proyectos similares como Britney Spears, Beyoncé y el clan Kardashian, cuyo éxito no ambiciona, pues considera que son "tan diferentes" que no las ve como competencia.

"Me encanta ver mujeres exitosas, independientes y fuertes. Me encanta ver que las mujeres dominen la escena musical, la televisión", refirió sobre las hermanas Kardashian, de quienes confesó está enamorada.

"Estoy enamorada en secreto de las Kardashian. Realmente me gustan, estoy fascinada con ellas", reveló. "Yo no me veía tan bien como ellas lucen usualmente. En la mayor parte de mi documental no tengo maquillaje y la mitad del tiempo estoy sin pantalones. Soy mucho menos glamorosa, pero soy su fan".

Ke$ha anticipa un aluvión y reconoció que dependiendo del día éstas la podrían afectar."¿Me afectan las opiniones de los demás? Claro que sí, pero trato de que no interfiera en ser yo misma".

AP