28 de septiembre de 2013 / 01:43 p.m.

La afición de Mestalla tiene memoria y no olvida a sus viejos ídolos.

Mario Kempes fue homenajeado ayer por la tarde en las afueras del estadio del Valencia, gracias a lo que el ex atacante argentino logró en el terreno de juego con los colores del conjunto che; además, el acto sirvió al club para promover una nueva campaña de beneficios para sus fanáticos, pero, sobre todo, para cerrar filas ante el cruento y complicado momento que atraviesa el cuadro donde milita el mexicano Andrés Guardado en la Liga ibérica.

"Me siento honrado y pienso que no merezco tanto honor, agradezco el recibimiento de la afición y de la directiva del club; para mí es como si volviera a casa, aunque nunca me he ido, siempre he estado al pendiente de este equipo al que le debo todo, al que le di mis mejores momentos en la cancha.Solo me queda agradecerles a todos por este momento".

Mario Kempes, campeón del mundo con Argentina en 1978 y que como jugador militó en el Valencia en dos etapas (1976-81 y 1982-84), aseguró que volver 3$5$+2

El Matador comentó que es desagradable ver que un cuadro como el Valencia no se acostumbre a ganar y desperdicie su condición de local; además, resaltó que el nivel de la Liga española es cada vez más competitivo y se acortan las distancias.

"A nadie le gusta estar en los últimos sitios, pero mañana (hoy), tenemos una oportunidad muy valiosa de sacar tres puntos ante el Rayo Vallecano y así enfilarnos a lo que será una repuntada. "

Esta Liga (España) es cada vez más y más nutrida, las distancias casi no existen en los equipos, cualquiera puede ganarle a cualquiera pese a que existan el Real Madrid y el Barcelona, que siempre se apoderan del título", apuntó.

Redacción