26 de abril de 2013 / 09:20 p.m.

"Estoy muy ilusionado y deseoso de poder jugar en León, entrar en ese estadio, verlo lleno, estar en la ciudad donde nací, donde crecí y me inicié jugando al futbol", agregó.

Expresó que toda su familia y amigos están en esa ciudad, "a la que quiero mucho, al equipo también, esa es la verdad, que me gusta mucho el que estén en Primera División y León tenga un equipo del máximo circuito, no he jugado ni con León, ni he ido a jugar contra de ellos, entonces es algo muy nuevo para mi".

Reconoció estar muy orgulloso de jugar en el Atlante "y quisiera estar aquí mucho más tiempo, pero es cierto que a León le guardo un cariño especial y no será un partido cualquiera para mi".

En la página oficial del Atlante, el equipo se reportó listo para enfrentar mañana a León, en lo que será el penúltimo partido para el cuadro de Cancún, en este torneo clausura 2013.

Atlante llega a León, tras ganarle a Puebla como local, un triunfo clave en la situación de la tabla de porcentajes de cara al próximo año futbolístico y ahora León se presenta igual, como un rival directo en la lucha por no descender el siguiente ciclo.

Al respecto "Kikim", aseguró es un juego vital para los dos torneos, "sabemos que no nos salva el torneo mediocre que hemos hecho, no hay que tapar el sol con un dedo, aunque ganemos los últimos dos juegos que es nuestro objetivo, eso no es el Atlante".

Pero bueno, abundó, ya estamos en esta situación y lo que nos queda es sumar, se viene un año muy difícil y un punto o tres puntos que ganes donde sea, al final te pueden terminar salvando de un descenso.