10 de abril de 2013 / 11:30 a.m.

Monterrey •El poderoso sonido de The Killers sedujo a miles de regiomontanos que anoche vibraron con su música en la primera de dos actuaciones que tienen programadas en la ciudad.

 

El reloj marcaba las 22:10, cuando los integrantes fueron apareciendo uno a uno sobre la tarima. La cara de sorpresa por parte del público era evidente, pues las luces de la Arena Monterrey continuaban encendidas.

De esa manera, The Killers arrancó la desbordante noche con el tema “"Mr. Brightside"”. Tras el sorpresivo comienzo, el recinto quedó a oscuras para dar paso a unas incandescentes ráfagas que simulaban ser estrellas, mismas que dieron paso a “"Spaceman"”.

En este primer concierto, además de su incansable talento, The Killers hizo alarde de una impresionante producción visual que fue aderezando cada uno de sus temas.

Vistiendo completamente en color negro, Brandon Flowers saludó efusivamente a la audiencia que, para ese momento, ya había hecho volar decenas de vasos de cerveza por el aire.

“"Nosotros también los extrañamos"”, gritó el vocalista a todo pulmón, justo segundos después de haberse despojado de su chamarra de piel para quedar en camisa y chaleco del mismo color.

“"The Way It Was"”, “"Smile"” y “"Bling (Confession of a King)"”, fueron las siguientes canciones en retumbar por cada rincón del lugar, en esta última, el inmenso juego de luces colorearon de dorado el rostro de los seguidores que, encantados, saltaban en sus lugares.

Uno de los momentos memorables de la noche resultó la interpretación de “"Human"”, tema en donde de nueva cuenta la potente voz de Brandon se hizo notar, así como incandescentes rayos láser que recorrieron el escenario.

La intensa velada siguió con “"Somebody Told Me"”, seguida del clásico “"Flesh and Bone"”, tema en el que Brandon Flowers dejó sus jugueteos para tomar una guitarra e interpretarla frente a un pedestal ubicado al centro del escenario.

Pero no sólo Flowers tuvo oportunidad de mostrar su talento, el turno le llegó a Ronald “"Ronnie"” Vannucci antes de presentar “"For Reasons Unknown"”, que sentado en su batería elevó los decibeles no sólo del instrumento, sino también de las ovaciones por parte de los presentes.

“"Sabemos que es martes, sin embargo, no es cualquier martes. Este es nuestro martes"”, decretó Brandon Flowers, que a su vez presumió sus cómodos zapatos de baile, mismos que le sirvieron para saltar durante la interpretación de “"From Here On Out"”.

La pantalla central se apagó por unos instantes, para después proyectar un espectacular cielo con enorme cantidad de nubes que invitaban a continuar el inmenso viaje con el tema “"A Dustland Fairytale"”.

El primer intento por abandonar el escenario llegó con “"Read My Mind"”, “"Runaways"” y “"All These Things That I’ve Done"”, en esta última una lluvia de colores cayó sobre los miles de seguidores que, efusivamente, alzaron sus manos buscando obtener un puñado de recuerdo.

Tras el clásico grito de “"otra", The Killers regresó para la despedida definitiva con “"Jenny Was A Friend Of Mine"”, “"When You Were Young"” y “"Battle Born"”.

Los músicos originarios de Nevada ofrecerán un último concierto hoy en la ciudad, mismo que, a diferencia del primero, está anunciado con boletaje agotado.

Claves

Se visten de colores

- Previo al inicio del concierto de The Killers, decenas de fanáticos de la agrupación adquirieron gran parte de los souvenirs que diversos vendedores ambulantes ofrecían en las afueras de la Arena Monterrey.

- Aunque la mayoría del público eran jóvenes de secundaria y preparatoria, también fue común apreciar a niños y adultos portando camisetas con el nombre del grupo.

- Ya fuera en grupos o solos, los fanáticos portaban con orgullo los recuerdos que seguramente guardarán con gran celo para nunca olvidar tan explosiva noche.

ABELARDO LUZANÍA