10 de abril de 2013 / 02:27 p.m.

Monterrey • Trabajar bajo un fuerte sol y a más de 40 grados centígrados, es común en Monterrey.

Aunque al hacer este reportaje todavía faltaba lo peor, nos dimos cuenta que la necesidad es apremiante.

Por todos lados se observó a la gente laborando ante las altas temperaturas que se han dejado sentir en los últimos dos días.

En lo alto de una construcción, a ras del suelo cortando lámina o enrrollándola, en la calle con un diablito o en una vulcanizadora cambiando una llanta.

“"Hace un chingo de calor. Yo vengo de trabajar del Distrito Federal pero aquí en Monterrey es diferente, está muy pesado"”, comentó un albañil.

Para poder cubrirse de los rayos solares no utiliza protector, sólo una camisa que se quitó y se colocó sobre la cabeza.

Otros mitigan el fuerte calor tomando mucha agua, agua y más agua. Nada de cerveza, al menos mientras se labora.

“"Está muy fuerte el calor, pero no hay de otra, hay que trabajar, lo que sí es que tomo mucha agua"”, dijo don Jesús Mendoza Rangel, propietario de una vulcanizadora.

Pero así es la vida y, si no se trabaja, no hay para comer, entonces hay que darle “"llueve, truene o relampaguee"”, o bien, aunque la ciudad sea una sucursal del infierno.

Promueven recomendaciones

Tras esta ola de calor en que el termómetro alcanza los 40 grados centígrados, los especialistas alertan sobre la deshidratación.

Óscar Campos, de la Cruz Roja, señaló que es importante la ropa que se va a usar, además de consumir abundantes cantidades de agua, mas no de refrescos.

“"Mucha gente hace ejercicio por las mañanas. Se les recomienda que lleven su gorra, lentes oscuros, esto último para todas las personas. Ropa de algodón color claro, además un bloqueador solar"”, comentó el médico.

Advirtió sobre cambios bruscos de temperatura, como cuando se va de lo caliente en la calle a lo frío de una oficina. Asimismo, sugirió abrir un carro para ventilarlo antes de subirse al mismo.

IRAM OVIEDO