27 de junio de 2013 / 02:57 a.m.

El inculpado fue capturado gracias al GPS de los teléfonos que había hurtado de un negocio en San Jerónimo.

 

Monterrey • A 46 años de prisión fue sentenciado un delincuente que el 29 agosto del 2011, en dos horas, cometió seis distintos delitos en complicidad con tres menores.

Los delincuentes fueron ubicados por el GPS de varios teléfonos celulares que habían robado en un negocio de la colonia San Jerónimo, en la capital del estado.

Irvin Donovan López Delgado fue notificado este miércoles de la sentencia que le impuso el juez segundo penal de Monterrey.

Dicho juez lo consideró responsable de dos robos ejecutados con violencia moral, equiparable al robo, agrupación delictuosa, secuestro y secuestro en grado de tentativa.

REDACCIÓN