1 de marzo de 2013 / 11:48 p.m.

Monterrey.- • Instantes después de que asaltara una tienda de conveniencia y golpeara al cajero, un joven desempleado fue detenido por oficiales de la policía municipal de Monterrey en calles del primer cuadro de la ciudad.

Durante el robo con violencia, el afectado resultó con una herida en la frente tras ser golpeado con un tubo metálico por el delincuente, quien además portaba un cuchillo, con el que lo amenazó.

El asalto fue reportado momentos antes de las 17:00 horas en las calles Villagrán y Ruperto Martínez, desde donde el trabajador lesionado y el otro empleado persiguieron al asaltante, y pidieron el apoyo de los oficiales hasta que se logró la captura en Cuauhtémoc y Cinco de Mayo.

El detenido se identificó como Francisco Luna Guel de 18 años de edad, y quien dijo tener su domicilio en la calle Privada San Pedro en la colonia Alianza Real de Escobedo.

Al momento de la detención, a Luna Guel le encontraron en su poder, además del tubo metálico y el cuchillo, el producto del robo, consistente en aproximadamente 500 pesos.

Eliezer Santiago Martínez, de 25 años, indicó que se hallaba junto a la caja registradora de la tienda de conveniencia cuando ingresó el joven y le ordenó la entrega del efectivo con previas amenazas verbales.

Aunque en un principio la víctima opuso resistencia, finalmente fue despojado del dinero luego de que el sujeto lo golpeara en la frente.

Con el dinero en su poder, Luna Guel salió corriendo del establecimiento y se dirigió hacia la avenida Cuauhtémoc, siendo perseguido a lo largo de varias cuadras por el propio afectado y otro trabajador del mismo negocio.

Ellos pidieron el apoyo y la intervención de los policías municipales que se encontraban en el sector y momento después el ladrón fue alcanzado por los uniformados.

Al dar su versión ante los medios informativos, el inculpado comentó que se encontraba desesperado por no tener trabajo, por lo que según dijo, se le hizo fácil ingresar a la tienda y llevar a cabo el robo con violencia.

Francisco fue llevado a las celdas preventivas del cuartel Alamey, donde el juez calificador en turno se encargaría de ponerlo a disposición de la Agencia del Ministerio Público.

AGUSTÍN MARTÍNEZ