15 de abril de 2013 / 05:55 p.m.

Monterrey • Los robos en el primer cuadro de la ciudad siguen a la orden, durante las primeras horas de hoy los amantes de lo ajeno se introdujeron a un gimnasio ubicado en el cruce de las avenidas Pino Suárez y Espinoza, provocando una fuerte movilización por parte de la Policía de Monterrey.

Según las primeras investigaciones, un ladrón, o varios de ellos, presuntamente no lograron su objetivo de obtener algún botín, pero uno realizó sus necesidades fisiológicas en el interior del negocio dedicado a la cultura física.

Los elementos de la Policía de Monterrey llegaron al sitio aproximadamente a las 6:30, para iniciar las investigaciones en el gimnasio conocido como Bosco, el cual se encuentra en la parte alta de un edificio.

Las indagatorias por parte de los uniformados establecen que los delincuentes entraron por la parte posterior del edificio, donde se encuentra el gimnasio, quebrando el vidrio de una puerta que da acceso por la parte posterior, para de esta manera entrar a otro negocio que se ubica en la planta baja y del cual se informó es de una empresa importadora.

Cabe destacar que hasta el momento las autoridades no han establecido que fue lo que robaron en los negocios; pero lo que sí quedó en claro fue es que uno de los ladrones dejó su marca personal al realizar sus necesidades, durante el tiempo que duró su estancia en los locales.

Debido a lo temprano en que sucedieron los hechos la Policía esperaba la llegada de los dueños de los negocios para poder iniciar las indagatorias correspondientes, ya que no hubo testigos de lo sucedido.

MARCIAL PASARÓN