26 de agosto de 2013 / 02:40 a.m.

México • Los MTV Video Music Awards en su edición número 30, arrancó con la presentación de Lady Gaga, desde el Brooklyn, Nueva York, quien interpretó por primera vez en vivo su sencillo Applause, en medio de diferentes cambios de pelucas y vestuarios, entre los que destacaron un enorme cubo blanco en su cabeza y un brillante traje negro finalizó su actuación semidesnuda con unas conchas en su pechos y genitales.

El primer premio de la noche se lo llevó Selena Gomez por el tema Come and Get It, que en un vestido negro y visiblemente feliz, se levantó a recibir el galardón.

Pero es Miley Cyrus que en un sexy vestuario blanco y con un grupo de osos bailando, toma el escenario para interpretar We can't stop para después dar paso a Robin Thicke y su vistoso traje a rayas blanco con negro, y juntos cantar el éxito del verano, Blurred Lines.

Redacción