16 de octubre de 2013 / 04:10 p.m.

Panamá vivió "una pesadilla" en una "noche de terror", destacó el miércoles la prensa panameña después de que su selección de fútbol perdiera ante Estados Unidos en el tiempo de descuento la clasificación para el repechaje de cara al Mundial de Brasil 2014.

"Pesadilla en el Rommel", el estadio panameño, titula el diario La Prensa, para el que "nunca antes se había pasado de la alegría a la desilusión en tan poco tiempo y en partidos consecutivos".

"Fueron seis minutos de delirio y fiesta en el Rommel que acabaron en un silencio sepulcral, lleno de dolor y desilusión", añade.

Panamá perdió 3-2 ante Estados Unidos en la última fecha del hexagonal final de la Concacaf para el Mundial de Brasil-2014.

Los canaleros debían ganar y esperar una derrota de México en Costa Rica para alcanzar la repesca.

México, que ya había ganado a Panamá -también de forma dramática con un gol de chilena en los últimos minutos de la penúltima jornada-, perdió 2-1 pero irá al repechaje gracias a la derrota panameña.

"Se apagó la ilusión" de ir por primera vez a un Mundial, titula el diario La Estrella de Panamá, según el cual la eliminación de Panamá "implica el final de una era".

"Nadie en el estadio Rommel Fernández podía creer lo que había pasado" ya que "en tres minutos, Estados Unidos acabó con la ilusión de todo un pueblo", destaca la Estrella de Panamá.

"Nos duele el corazón", dice el Panamá América.

"Las lágrimas más amargas en la historia del fútbol panameño inundaron ayer el estadio Rommel Fernández, en una noche que de un minuto a otro pasó de alegría y celebración a tragedia", añade.

Para El Siglo fue "una noche de terror" y añade que "así como Japón es víctima de los sismos y Afganistán de las guerras, Panamá es nuevamente azotado por los fenómenos del fútbol".

"'Maldito minuto 90', era que lo gritaban los fanáticos al sentir que se esfumó la clasificación y que el boleto tenía otro dueño: México, la selección más odiada de Concacaf", dice El Siglo.

Panamá, que nunca antes había logrado estar tan cerca de una repesca mundialista, concluyó el hexagonal con 8 puntos y en quinta posición, una menos de la que da derecho al repechaje contra Nueva Zelanda.