12 de febrero de 2013 / 01:06 a.m.

Monterrey.- • El gobernador del Estado, Rodrigo Medina de la Cruz, lamentó los hechos en los que fue descubierto el cuerpo del niño Moisés Alejandro Juárez Rojas, de 8 años, asesinado en el municipio de Juárez.

Durante la inauguración de las nuevas instalaciones de la delegación de la Procuraduría de Defensa del Menor y la Familia, en la zona norte de Monterrey, dijo que "situaciones como estas podrían prevenirse si existiera atención pronta a los problemas intrafamiliares".

Medina de la Cruz señaló que los casos de violencia y abuso entre los intrigantes de una familia tienen solución y solo es necesario buscar la ayuda adecuada, que además es gratuita.

“Para que nosotros podamos intervenir, no solo en contener, sino en disminuir este delito; hemos visto en los últimos días un caso muy lamentable con el niño ‘Moy’, Moisés, que finalmente se descubrió que perdió la vida.

"Precisamente, estas instalaciones y este esfuerzo es para prevenir que eso suceda, para que no lleguen a estas consecuencias los conflictos familiares, las riñas, las peleas en el hogar y que podamos salvar vidas", dijo.

El nuevo edificio inaugurado, ubicado en la colonia Álvaro Obregón, fue remodelado con una inversión de 800 mil pesos y se adiciona a los ya existentes en Linares, Apodaca, Santa Carina y el centro de Justicia Familiar.

El sector, que se ubica en las nuevas instalaciones, es uno de los que cuenta con mayor índice de vulnerabilidad; según las estadísticas de atención, en esa delegación en 2012 se recibieron 460 reportes de maltrato, comprobándose 102 de menores ingresados al Centro Capullo y solo 72 han vuelto con sus familias.

La remodelación de alrededor de 800 mil pesos consistió en la creación de una sala de espera, siete cubículos, un área lúdica, un comedor, baños, salón cibernético, climatización y adecuaciones eléctricas.

"Yo les pido como vecinos de este sector que den a conocer las instalaciones a sus amigos y a sus vecinos, y que si ustedes conocen un caso de violencia, de maltrato, lo denuncien, y que si no lo conocen, le digan a los vecinos que esto existe, que ya está operando para que vengan a denunciar en caso de que se presente".

"Queremos hacer todo esto para impedirlo y no podemos hacerlo solos, tenemos que hacerlo con ustedes, la autoridad aquí está y abrimos nuestras puertas, pero ustedes mejor que nadie saben qué pasa en su colonia, con sus vecinos, en su propio hogar, sus abuelos, sus parientes, sus seres queridos, sus amigos, hay que hacer un esfuerzo para fortalecer nuestro tejido social y para que participemos", puntualizó.

Daniela Mendoza