12 de marzo de 2013 / 09:43 p.m.

Previo a la asamblea anual de accionistas, el CEO mencionó en reunión con los medios de comunicación, que la compañía tiene una extraordinaria posición financiera, mucho más sana.

 

Monterrey • Federico Toussaint Elosúa, presidente y director general del Grupo Lamosa, dijo que en este año se invertirá unos 60 millones de dólares para modernización y remodelación de sus 10 plantas que tiene en el país.

Previo a la asamblea anual de accionistas, el CEO mencionó en reunión con los medios de comunicación, que la compañía tiene una extraordinaria posición financiera, mucho más sana.

“Hoy por hoy, tenemos una posición financiera cómoda”, señaló Toussaint Elosúa.

De hecho la inversión que canalizaremos en este año será con flujo de efectivo propio.

“Estamos prácticamente listos para despegar y explorar nichos y nuevos productos. Contemplamos en un mes lanzar una nueva marca en Atlanta (EU) en una feria internacional sobre la industria cerámica, este producto irá para el mercado anglosajón”.

El directivo se reservó el nombre de la marca dado que lo darán a conocer hasta dentro de un mes.

Hay una perspectiva favorable para la compañía. El mercado de vivienda e inmobiliario registra cierto dinamismo. En México vemos un buen desenvolvimiento del mercado de la construcción, con alto potencial de desarrollar e impulsar nuevos productos, por ejemplo, en México la mitad de las viviendas tiene piso de cemento y un 7 por ciento no tiene ni piso, ambos segmentos representa un potencial de crecimiento para empresas como Lamosa.

Por otra parte, la compañía, retomará este año el pago de dividendos a sus accionistas, luego de cuatro años de haber cancelado esa política por la crisis económica que enfrentó el sector de la construcción e inmobiliario en EU y el endeudamiento elevado que tuvo la empresa al adquirir Porcelanite, comentó Federico Toussaint.

El empresario mencionó que el pago se reanudará en virtud de la mejoría financiera que ha tenido la compañía y que se ha materializado en mejores razones de apalancamiento y cobertura.

Al cierre del año pasado la deuda de Lamosa sumó unos 460 millones de dólares.

ESTHER HERRERA