5 de noviembre de 2013 / 08:51 p.m.

México.- La belleza de la cantante estadunidense Lana del Rey hipnotizó a sus fanáticos capitalinos, que disfrutaron de sus éxitos durante el primer concierto que ofreció anoche en el Distrito Federal, en el que recibió halagos sin parar de sus seguidores.

Durante la primera canción "Cola", que ofreció en el Pepsi Center WTC ante unas siete mil personas -de acuerdo con los organizadores-, la cantautora no ocultó lo agradecida que estaba.

Por ello, decidió bajar de la tarima y acercarse a sus seguidores de la primera fila y cantarles demasiado cerca. Momentos después subió al escenario con una corona de flores rojas puesta, que recibió de algún fan.

"Hola México, estoy muy nerviosa porque nunca había estado aquí", exclamó la neoyorquina en español, antes de interpretar "Body electric", después dijo: "Estoy muy emocionada", para seguir su repertorio con "Blue jeans".

"Me gustaría bajar y darle un beso a cada uno de ustedes", manifestó sutilmente Lana, quien estuvo acompañada por violines, teclados y guitarras en la parte musical, complementado con una pantalla central en la que se proyectaron los videos de sus melodías. "¡Son asombrosos!", exclamó.

En "Born to die" sus admiradores cumplieron algunos de sus sueños, pues Del Rey volvió a bajar del escenario, pero en esta ocasión repartió algunos autógrafos y besos en la boca a varias personas de la primera fila, lo que provocó una interminable euforia.

"Mi siguiente canción es ?Carmen?", mencionó en español, al tiempo que se proyectó inicialmente la imagen de una rosa. Continuó con el "cover" "Blue velvet", de la que comentó que es muy importante para ella, porque habla de su vida, y "Young and beautiful", rola incluida en el "soundtrack" de la película "El gran Gatsby".

"Hace calor aquí, yo creo que es tiempo de ?Summertime sadness? (Tristeza de verano)", con la que se mostró un atardecer. Anteriormente cantó "Ride", uno de los temas más coreados, para seguir con "Video games", sencillo con el que Lana grabó el video en 2011. Aquí pasó el micrófono a su audiencia, con una bandera de Estados Unidos en el escenario.

Antes de despedirse con "National anthem", la cantante, quien lució su cabello suelto y se quitó sus zapatos al final, exclamó en inglés: "Sé lo que es esperar por mucho tiempo y de corazón les digo que espero vernos pronto".

Notimex.