3 de diciembre de 2013 / 05:08 p.m.

El elenco conducido por Guillermo Barros Schelotto no podrá contar con el delantero Lautaro Acosta, que sufrió un desgarro en el encuentro de la semana pasada ante Libertad por semifinales.

En cambio, el conjunto granate recuperará la posibilidad de alinear al mediocampista Jorge Ortiz, que cumplió la jornada de suspensión tras la expulsión en el encuentro de ida ante los paraguayos por las semifinales del certamen continental.

El entrenador Guillermo Barros Schelotto antes de embarcar envió un mensaje al simpatizante de Lanús: "Ojala que podamos traer un buen resultado y definirlo en nuestra cancha".

Por su parte, el capitán Paolo Goltz afirmó: "En estos quince días podemos quedarnos con todo o con nada. Ahora vamos a poner los cañones para los dos partidos de la Copa que es algo muy importante para nosotros. Intentaremos construir el primer objetivo y después el campeonato".

El probable once inicial de Lanús para su presentación en Brasil sería con Agustín Marchesín; Carlos Araujo, Paolo Goltz, Carlos Izquierdoz y Maximiliano Velázquez; Víctor Ayala o Jorge Pereyra Díaz, Diego González, Leandro Somoza y Jorge Ortiz - Lucas Melano y Santiago Silva.

Completan la delegación el guardameta Esteban Andrada, los defensas Facundo Monteseirín y Matías Martínez, los mediocampistas Fernando Barrientos, Nicolás Pasquini, Oscar Benítez y Jorge Valdez Chamorro, y el atacante Ismael Blanco.

Lanús buscará ante Ponte Preta su segundo título internacional en su tercera final continental, tras la Copa Conmebol obtenida en 1996, y la serie decisiva perdida por este mismo torneo ante Atlético Mineiro.

El conjunto argentino llega entonado, tras el empate 2-2 del domingo ante Boca con una formación alternativa, que lo mantuvo con posibilidades de pelear por el título del torneo Inicial en la última jornada.

A raíz de esta doble final de Copa Sudamericana, Lanús solicitó a la Asociación del Fútbol Argentino la postergación de su encuentro ante Newell's y la AFA accedió retrasando tanto este encuentro como el Vélez-San Lorenzo para el 15 de este mes.

Esta realidad contrasta con la de su rival brasileño, que en este último fin de semana confirmó su descenso a la segunda división del Brasileirao.

Para acceder a esta final, el equipo argentino eliminó a Racing en primera fase, para luego derrotar en octavos de final a la Universidad de Chile, en cuartos al River Plate argentino y en semifinales a Libertad de Paraguay.

La revancha y encuentro decisivo de esta final se disputará el miércoles 11 de diciembre en el estadio La Fortaleza de Lanús, ubicado en el sur del conurbano bonaerense.