REYNALDO OCHOA
16 de agosto de 2013 / 07:06 p.m.

Monterrey • Diputados locales arrancaron este viernes una campaña de combate al cobro de cuotas escolares en planteles educativos de Nuevo León.

En rueda de prensa, los coordinadores de cuatro de las cinco bancadas que conforman el Congreso local dieron a conocer esta medida que busca proteger y hacer cumplir la reforma aprobada el pasado 31 de diciembre por los legisladores, y en la cual se prohibieron los cobros de cuotas escolares en las escuelas públicas.

Édgar Romo, líder de la bancada del PRI, explicó que a partir de hoy se pone a disposición de la ciudadanía un número del Congreso del Estado y una lada.

Esto, para que aquellos padres de familia de estudiantes de educación básica a quienes se les impida el acceso a las escuelas por falta de este pago, puedan denunciarlo ante los diputados locales.

Para ello, pondrán a disposición un grupo de secretarias que recibirán el reporte, quienes a su vez lo remitirán al legislador que corresponda, según sea el distrito, y posteriormente éste haga las gestiones para que el menor pueda seguir sus estudios.

Por su parte, Alfredo Rodríguez Dávila, líder de la bancada del PAN, expresó que existe un consenso entre todas las fracciones para trabajar coordinadamente en este tema, asimismo con la Secretaría de Educación Pública.

Por lo que incluso se colocarán mantas en los planteles educativos, para informar a los padres de familia de la prohibición de las cuotas escolares.

Por su parte, el coordinador de la fracción legislativa del PRD, Eduardo Arguijo Baldenegro, señaló que será la Secretaría de Educación Pública quien defina si se procede en contra de los directores de las escuelas en donde se reciba la denuncia.

Mientras que, la labor de los legisladores será solamente vigilar que al menor no se le condicione su entrada al plantel educativo por falta de este pago.

Finalmente, Guadalupe Rodríguez, líder de la bancada del PT, señaló que no existe una cifra específica de denuncia de este tipo, pero aseguró que fue una exigencia de los padres de familia en cada una de las campañas electorales de los 42 diputados.