13 de mayo de 2013 / 01:05 p.m.

El secretario de Seguridad Pública de Quintana Roo, general Bibiano Villa Castillo informó que se ha descubierto que la delincuencia organizada lanza pelotas de béisbol con drogas y teléfonos celulares para sus miembros internos en la cárcel de esta ciudad y el penal de Chetumal.

Explicó que en el esquema de estrategias de contención al crimen, la Secretaría Estatal de Seguridad Pública, con las secretaría de la Defensa Nacional y la Marina Armada decidieron instalar un cerco perimetral en el Cereso de Chetumal, y también se hará en Cancún, para impedirlo.

El secretario de Seguridad Pública negó que las cárceles en la entidad están bajo control de reos pertenecientes a grupos delictivos. En todos los penales se realizan operativos sorpresa, con lo que se impide la formación de células delictivas y se fortalece el control de los directores y sus cuadros de control.

En el Cereso de Chetumal se mantiene vigilancia por lapsos hasta de tres horas para verificar el pase de lista de mil 366 prisioneros. Los operativos son aleatorios, lo que previene eventuales motines ante la presencia constante de efectivos de la Policía Estatal Preventiva.

Señaló que en todas las cárceles se instalaron inhibidores de señales telefónicas y detectores que llevaron a decomisar 45 teléfonos celulares en Cancún y Chetumal; “Una de las estrategias es mantener apagado el sistema, que se activa sorpresivamente, lo que permite identificar origen y destino de cada llamada”, explicó el militar.

— FERNANDO MERAZ