29 de marzo de 2013 / 07:21 p.m.

Pese al amplio conocimiento que posee de los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León y sobre todo de su técnico, el timonel del Puebla de La Franja, Manuel Lapuente, dijo no confiarse en lo más mínimo de lo que tendrá enfrente, razón por la que deberán hacer un muy buen encuentro, en espera de que la localía pese el próximo domingo.

"Conozco al Tuca muy bien, conozco su futbol, conozco a Tigres a la perfección, pero la capacidad que tienen los Tigres es alta, de poder hacer daño, todo en el papel, indica que sí (será complicado), aunque a Tigres para nosotros no hay pretextos, nosotros vamos a salir a ganar, ese partido lo tenemos que ganar, vamos a tratar de hacerlo, por todos los medios posibles, deportivamente hablando, pero sí sabemos que es un gran rival, lleva once partidos que no ha perdido, eso habla muy bien de Tigres, pero estamos en nuestra cancha, nuestra cancha tiene que pesar".

Lo anterior al concluir la práctica de viernes en la cancha del estadio Cuauhtémoc, donde una vez más, el estratega optó por la puerta cerrada para afinar los puntos que aún quedan pendientes, donde para él aún existe tiempo de recomponer el camino, luego de la pausa y las dos derrotas a cuestas que acumulan.

"Muy competitiva, sumamente competitiva, como dije al principio del torneo se veía obscuro el panorama y logramos saltar el charco, ahora se ve complicado, pero no imposible, ya lo hicimos una vez por qué no volverlo a hacer y volver a crecer como estábamos creciendo, pero simplemente se atravesaron estos dos partidos de Pumas y Pachuca, en los que la verdad se nos atragantaron y esperamos que no nos suceda".

Lapuente Díaz admitió que los próximos días serán arduos por el reto que también tiene por delante en la Copa MX ante el Atlante, donde para él lo primordial será obtener un buen resultado primero el fin de semana y así pensar en lo que será la afrenta con los caribeños, tras reiterar que su objetivo está en llegar a la final.

Edgar González