21 de mayo de 2013 / 06:50 p.m.

Cientos de aficionados hacen, desde ayer, kilométricas filas alrededor del Estadio Azul en busca de un boleto para el juego de ida de la Final del Clausura 2013 entre Cruz Azul y América.

Algunos fanáticos pasaron la noche en las inmediaciones del inmueble, ubicado en la colonia Nochebuena, y otros llegaron muy temprano para estar a la hora de la apertura de la taquilla, que fue en puntos de las 11:00 horas.

La enorme fila rodea por completo el recinto cementero, y casi tres cuartas partes de la Monumental Plaza de Toros México con aficionados que dejaron de lado sus trabajos y actividades cotidianas para conseguir la preciada entrada.

Aunque es visible la operación de revendedores en el sitio, éstos no han sido detenidos por las autoridades locales.

RIÑAS Y GOLPES, PERO SIN DETENIDOS

La mayor molestia es que intentan filtrase en las filas, por lo cual de inmediato los aficionados recurren a sacar a todos aquellos que se aprovechan de tal situación; hay golpes y empujones, pero hasta el momento no hay nada que lamentar gracias a la intervención de los elementos de seguridad; eso sí, cada vez que se detienen a un aficionado lo sueltan a una cuadra del inmueble, sin remitirlo a las autoridades correspondientes.

Son largas las filas que hay alrededor del estadio, incluso llegan hasta la Plaza de Toros, y afortunadamente para ellos aún hay varias entradas disponibles.

Hay de todo en el inmueble celeste, pues no solo los empujones se han hecho presentes sino también golpes y envases de refresco por los aires han proliferado en las riñas, donde algunas personas que no tienen ninguna ingerencia han sido alcanzadas por los objetos.

Han sido muchos los enfrentamientos a lo largo de esta mañana, incluso con los medios de difusión que se han dedicado a grabar y sacar fotografías de los sucesos; a muchos les han escupido, los han jaloneado e insultado, ya que algunos de los ahí presentes no quieren que sean evidenciados en estas disputas.

Iván Macías / Minelli Atayde