7 de noviembre de 2013 / 01:46 a.m.

 

México.- Como su padre hizo con ella, Laura Pausini acercó a su hija Paola a la música desde antes que naciera. En su caso, durante su embarazo la intérprete ponía a su pequeña melodías del gran Ennio Morricone.

Pausini siente que haberse convertido en madre la ha vuelto una mujer y cantante más fuerte, al grado que cumplió el sueño de grabar con el legendario Morricone tras tener el atrevimiento de pedirle que interpretara con ella "La soledad" para su disco "Grandes éxitos", con el que celebra 20 años en el ruedo musical.

Paola "se movía mucho cuando le ponía canciones de él (Morricone)... y por eso está como invitado en el disco.", dijo Pausini el miércoles en rueda de prensa. "Desde que soy madre me siento más segura y atrevida, entonces una mañana encontré su número de teléfono y lo llamé a casa y le conté que mi sueño era pode hacer 'La soledad' con él", agregó en rueda de prensa para presentar su producción en la Ciudad de México.

La cantante, que debutó como madre a sus 38 años en febrero, hizo su petición con cautela, pues conocía la forma de trabajar con el celebrado compositor, quien no suele hacer arreglos a canciones ajenas.

"Le dije: 'Sé que mi canción es muy simple y que habla de una historia vivencial y no está escrita por ti, pero esta canción es tan famosa en Italia que no puede ser tocada por ningún otro si no es un genio y el único genio verdadero para mi es Ennio Morricone''', relató con entusiasmo Pausini sobre el momento en que hizo su propuesta.

Tras esa llamada el compositor le concedió una cita en su casa.

Cuando comenzaron a trabajar en la nueva versión del tema, incluido originalmente en el disco debut de Pausini de 1993, la también compositora comenzó a preguntarse: "¿Cómo puedo decirle a Ennio Morricone cómo hacerlo?".

Finalmente decidió darle total libertad al músico: "Toma la canción y que sea tuya ahora", le dijo.

Las nuevas fuerzas que ha encontrado Pausini también se plasmaron en su álbum compilatorio, pues no quería ofrecer simplemente sus canciones con una portada diferente. En su lugar, ofrece un álbum doble que incluye versiones totalmente nuevas de temas emblemáticos de su carrera, muchos de ellos interpretados a dueto con figuras como Alejandro Sanz, Andrea Bocelli y Miguel Bosé.

"No tengo el don de la síntesis", expresó la cantante, quien indicó que su sello discográfico Warner Music quería hacer en un principio un solo disco. "Les dije: Un disco no lo hago, porque 20 años no caben en un disco", refirió sobre la producción que se lanzará el 12 de noviembre.

El álbum incluye también tres temas inéditos. Entre ellos destaca "Limpio" que la italiana interpreta junto a la australiana Kylie Minogue.

Pausini también incluyó los temas inéditos "Donde quedo solo yo" y "Solo a ti", en los que habla del amor filial y familiar.

"Ahora soy madre no puedo estar enojada y no soy melancólica en este momento. Las canciones que escucho, elijo y que me representan son del amor más profundo, más inmenso que existe", señaló sobre estas piezas.

Próxima a embarcarse en su gira "The Greatest Hits World Tour", que la llevará a recorrer al menos 20 países a los que viajara con su hija, la cantante aseguró que no desea que la pequeña sea cantante, pues en su natal Italia los hijos de intérpretes famosos no corren la misma suerte de sus padres.

"Aquí hay varias historias historia de hijo y padre famosos que tienen respeto, por ejemplo, Alejandro y Vicente Fernandez. Ambos tienen una calidad vocal y musical muy especial y reconocida por todos. En Italia, todos los hijos que yo conozco de cantantes son matados por la gente porque dicen: 'este tiene una recomendación', te comparan con el padre", apuntó. "Simplemente mi hija hará lo que quiera... Si quiere cantar espero que elija un estilo diferente del mío".

AP