Rigoberto Juárez
17 de abril de 2013 / 08:35 p.m.

Regresó a Guadalajara 12 años después. Pablo Hernán Lavallén regresó a su casa: Atlas. El ex capitán rojinegro se dijo feliz por la invitación que la directiva atlista le brinda al ser el embajador del equipo para el Clásico Tapatío.

“Es un orgullo y un honor recibir esta invitación. Ser embajador es una alegría, Atlas, Guadalajara y Méxicoes mi segunda casa, soy muy agradecido de todo lo que me ha dado México en mi carrera profesional y personal, y siempre es bueno volver a casa, estrechar las manos de los que nos tocó sufrir, y de verdad es un regalo después de estar fuera de Guadalajara que la gente se siga acordando y me recuerde con cariño”.

El ex zaguero argentino, hoy técnico de la novena división de River Plate, espera que sus queridos Zorros logren la victoria este sábado ante el Rebaño Sagrado.

“Los clásicos son muy importantes, desde el primero que me ha tocado vivir que fue el primero que me tocó perder, me tocó ganar la mayoría, y estoy contento de vivir esa sensación nuevamente. Ahora me toca como invitado y aficionado, me encantaría estar dentro de la cancha, pero los protagonistas que son losjugadores y el cuerpo técnico han hecho un gran trabajo, y mi mejor regalo sería que pudieran ganar”, dijo.

Lavallén, integrante de aquél equipo atlista de Ricardo La Volpe subcampeón en el Verano de 1999, asegura que estos rojinegros de Tomás Boy pueden conseguir cosas importantes.

“El carácter y el temple lo tiene (Atlas), si uno se pone a pensar que este equipo arrancaba ocho puntos por debajo de Querétaro antes de iniciar la temporada, y hoy está en la según posición general, prácticamente clasificado a la Liguilla, y a tres fechas está salvado del problema del descenso.

“Atlas está muy calificado para pelear por el título, la gente se tiene que ilusionar; aquellos que hemos peleado por un título y por no descender sabemos qué grado de presión tienes, y sin duda el pelear por el descenso es más frustrante y pesado que el pelear por campeonar. Atlas inició la temporada pensando en salvarse y ya lo logró, se quitó un gran sobrepeso y hoy se encuentra ante un Clásico, estando a un punto del liderato general, y seguramente se sienten más livianos y es bueno que se ilusionen”.