22 de junio de 2013 / 11:40 p.m.

Un trago amargo es con el que se despide la Selección de México, de la Copa Confederaciones Brasil 2013, admitió el delantero Javier Hernández, quien lamentó haber quedado fuera en la primera ronda de la competencia.

"Como jugador de futbol nos vamos con un sabor desagradable, porque no nos gusta ver a México y vernos a los a jugadores eliminados, en un torneo", dijo en conferencia de prensa tras ser elegido el"Jugador del partido", luego de marcar dos goles en el triunfo sobre Japón.

Recordó que de un tiempo a la fecha, el Tri se ha caracterizado por ser un equipo que siempre supera la primera ronda en torneos internacionales, algo que en esta ocasión no fueron capaces de hacer.

"Creo que lo bonito desde hace ya varios años es que México, al menos llegaba a las finales y ahora no por eso me voy con este mal sabor de boca, obvio esta victoria ayuda en la confianza que es lo que nos hizo falta, así es como nos vamos de este torneo", indicó.