28 de mayo de 2013 / 12:07 p.m.

Linares • El dolor y la tristeza invaden a una familia del municipio de Linares, pues en tres días su vida cambió de manera drástica, cuando su hijo de apenas 4 años de edad, murió presuntamente por un mal diagnóstico en el IMSS de un caso de dengue hemorrágico.

En sólo tres días el pequeño identificado como José de Jesús Mireles Muñoz vio mermada su salud hasta que murió, y aunque no existe aún un diagnóstico oficial, un médico que lo atendió ya en sus últimas horas de vida, les dijo la presunta causa de la muerte.

Todo inició el pasado jueves 23 de mayo, cuando Chuyito, como le decían de cariño, comenzó a tener temperatura muy alta y sus papás ese mismo día lo llevaron a consultar a la Clínica 12 del IMSS, el diagnóstico fue: “"tiene varicela"”.

Siguieron las indicaciones médicas, pero el sábado el menor, quien el próximo 1 de Junio cumpliría 5 años, empeoró y la temperatura de más de 40 grados no se le bajaba con nada.

Según comentó la abuelita del menor María Rosalba Méndez, los papás decidieron llevarlo nuevamente de urgencia a la Clínica 12 del IMSS. Sin embargo, lejos de encontrar ayuda, se toparon con un médico de mal genio.

“"El sábado lo llevaron de urgencias, y ese doctor, Urbano, le dijo a la mamá: ‘a poco no sabes, ni que fueras primeriza, el niño trae varicela’.

‘‘"Ahorita que llegues, pon agua con albaca y ruda, y se te cicatriza, y puro paracetamol y el niño se te alivia, déjalo tres días’, pero el niño, siguió con temperatura de más de cuarenta grados, temblaba el niño, bien chinito”, dijo la mujer.

Sin embargo, el pasado domingo, los papás de Chuyito, al ver que no mejoraba su salud, optaron por llevarlo a consultar con un médico particular.

Fue precisamente esté médico al que conocen como Chinto Montaño, dijo la abuelita, quien negó que que el niño estuviera enfermo de varicela, y les aseguró que estaba muy grave. Lo remitió al IMSS pero ya nada se pudo hacer por él.

El domingo por la tarde el pequeño falleció y el día de ayer fue sepultado por sus familiares en el panteón municipal de Linares.

Los padres ahora exigen justicia para que se investigue al doctor Urbano, pues si hubiera hecho un diagnóstico preciso, a lo mejor no hubiera muerto.

Los familiares, señalaron que hoy buscarán la asesoría de un abogado para que los apoye a poner una denuncia contra la Clínica 12 del IMSS, en Linares, para que se aclare lo que llevó a la muerte de este niño, quien vivía en la colonia Misiones de Río Verde.

BRÍGIDO AGUILAR