13 de diciembre de 2013 / 04:59 a.m.

El técnico del América, Miguel Herrera, expresó que esta noche que se va inconforme del estadio Nou Camp porque sus futbolistas jugaron bien y no supieron marcar gol, y calificó de "frío" y "falto de tamaños" al árbitro César Arturo Ramos.

Durante la conferencia posterior al encuentro de ida de la final del Torneo Apertura 2013 de la Liga MX, que perdieron los de Coapa 2-0 ante los Panzas Verdes de León, reiterú su inconformidad con el resultado.

"Me gustó el desempeño del equipo, hizo un buen partido ida y vuelta tuvimos oportunidades, ellos sacaron dos pelotas en la raya", declaró el estratega azulcrema.

Demeritó en parte las anotaciones de los Esmeraldas, al decir que el gol de Carlos Peña fue "en un error nuestro" y que el del argentino Mauro Boselli resultó de "una acción fortuita", aunque reconoció que "le salió bastante bien" su disparo.

Mencionó que el 2-0 "me ocupa para trabajar mucho" y que remontar "no será una hazaña, va ser jugar como lo hicimos hoy y meterla".

Sobre la actuación del árbitro, respondió que "Díganlo ustedes, siempre dicen que le ayudan y hay dos penales que hay que ver".

"Hay que apretar a los árbitro porque se ve que cuando la gente se mete con ellos les da temor", aunque no se excusa al aceptar que "el arbitraje no fue factor para la derrota de esta noche", señaló.

Comentó que "me parece que ramos venía pitando bien, pero si viene y le da frío, es difícil. Hoy no le vi los tamaños. Lo vi frío. No fue parejo al marcar las faltas".

NOTIMEX